Corea del Norte ensayó detonación de su bomba de hidrógeno

Kim Jong-un ordenó el pasado 15 de diciembre llevar a cabo esta primera prueba de la bomba de hidrógeno.
hidrógeno

La República Popular Democrática de Corea o también conocida como Corea del Norte, anunció el día de hoy por medio de su televisión estatal, que ha realizado su primer ensayo con una bomba nuclear de hidrógeno, poco después de que se detectara un sismo, de 5 grados de magnitud en la escala de Ritcher, en el noreste del país como consecuencia de esta prueba. Tal ensayo sería el primero realizado por el régimen de Pyongyang con un arma termonuclear, cuya detonación es mucho más poderosa que la de los dispositivos atómicos convencionales que ha utilizado Corea del Norte en sus tres pruebas anteriores.

“Ahora somos un estado nuclear que también posee la bomba de hidrógeno”, dijo un locutor en un espacio informativo especial de unos cinco minutos de duración emitido por la televisión estatal KCTV a las 12.00 hora local (03.30 GMT).

La nación asiática también anunció en su agencia estatal de noticias KCNA, que Kim Jong-un ordenó el pasado 15 de diciembre llevar a cabo esta primera prueba con una bomba de hidrógeno. Ya antes, los centros sismológicos de Corea del Sur, EE.UU., China y Japón habían detectado un terremoto con una magnitud de entre 4,2 y 5,1 grados en la escala abierta de Richter en el noreste del país, cerca de la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, lugar donde fueron los anteriores test nucleares.

Esta prueba llega un mes después de que el régimen de Kim Jong-un mencionara por primera vez que poseía la bomba de hidrógeno, aunque esta afirmación no había podido ser verificada por la comunidad internacional. Por su parte, el Gobierno de la República de Corea o Corea del Sur,  ha convocado reuniones en calidad de emergencia de diferentes departamentos, con el objetivo de analizar datos que puedan esclarecer el suceso y tratar de verificar si el ensayo corresponde un explosivo termonuclear.

A su vez, el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), ya impuso fuertes sanciones a Corea del Norte, las cuales limitan de forma estricta sus transacciones internacionales y agudizan aún más el aislamiento económico en el que vive ese país y ya estudia sostener este miércoles una reunión de urgencia. Federica Mogherini, la jefa de diplomacia de la Union Europea (EU), declaró que de confirmarse, el ensayo supondrían una “grave violación” de las resoluciones de la ONU y constituyen una “amenaza” a la seguridad y la paz de la región.

“Representa una grave violación de las obligaciones internacionales de Corea del Norte”, sostuvo Mogherini. Ha llamado al país a retomar un diálogo “creíble y significativo” y a “cesar su comportamiento ilegal y peligroso”.

También el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , Jens Stoltenberg, se pronunció ante el suceso condenando dicha prueba nuclear al advertir que este “socava la seguridad regional e internacional” y supone una “clara violación” de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, condenó la prueba con una bomba de hidrógeno. “Esto es una seria amenaza para la seguridad de nuestro país”, expresó el ministro japonés y enfatizó que la prueba era inaceptable.

Abe declaró que Japón podría emitir más sanciones en contra Corea del Norte y  Corea del Sur también aseguró hoy que cooperará con la comunidad internacional para sancionar a Corea del Norte y a la vez que elevó el nivel de alerta de sus Fuerzas Armadas. “Seúl condena enérgicamente a Corea del Norte por llevar a cabo una cuarta prueba nuclear en una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, expresó el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

El Gobierno surcoreano también se ha comprometido a cooperar codo a codo con Estados Unidos y otros países para acometer las respuestas que considera necesarias, entre ellas ampliar las sanciones que la ONU ya impone a Corea del Norte por sus anteriores ensayos atómicos y de misiles, según el comunicado. También los gobiernos de Francia, Reino Unido y Australia se han condenado la prueba, resaltando “es una provocación”. “Si las informaciones son ciertas, se trata de una grave violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y una provocación que condeno sin reservas”, dijo el ministro de Exteriores británico, Philip Hammond.

Por su parte, la australiana, Julie Bishop, ha afirmado que “Australia condena en los términos más firmes el comportamiento provocativo y peligroso del régimen norcoreano”. “La prueba nuclear de hoy confirma el estatus de Corea del Norte como un “estado canalla” y una amenaza continuada a la paz y la seguridad internacional”, ha apuntado, agregando que trabajará para fortalecer las sanciones contra Pyongyang.

El Gobierno mexicano también se sumo al repudio mundial a la prueba nuclear realizada por Corea del Norte y expresó que estas acciones representan una amenaza para la paz internacional. “Nuestro país reitera su condena enérgica a este y otros ensayos que ha realizado la República Popular Democrática de Corea en el pasado, mismos que constituyen una amenaza a la paz y la seguridad internacionales”, declaró el comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).