Constructora de la nueva embajada de EE.UU. concursa, también, para el muro fronterizo

El día de ayer se realizó la ceremonia de la colocación de la primera piedra de la que será, en el 2020, la nueva embajada de los Estados Unidos en México. Como siempre en estas ceremonias, los discursos remarcaron la necesidad de “estrechar lazos” entre los dos países: obviamente nadie mencionó a Trump o al muro fronterizo, a pesar de que la constructora que erigirá el edificio está concursando para construirlo.

Cadell Construction Co. es una empresa constructora asentada en Alabama y forma parte de las últimas seis empresas que, en estos momentos, está concursando para ser quien se encargue de construir el infame muro fronterizo.

Aunque esa discusión está estancada en el Congreso de los Estados Unidos por la negociación alrededor del Programa de Acción Diferida para los Niños Migrantes (DACA), parece ser que los otros grandes proyectos estadounidenses siguen su marcha sin problemas. (Vía: El Financiero)

La construcción de la nueva embajada estaba proyectada desde antes de que Donald Trump llegara a la presidencia estadounidense; por lo mismo, se llegó a pensar que el plan sería detenido o cancelado por completo por la nueva administración. Sin embargo sigue su marcha, al parecer, sin problemas ni obstáculos de parte de Washington.

Este proyecto, que tardará dos años en terminarse, será la embajada estadounidense más grande en el mundo y se encontrará detrás de los terrenos del Grupo Carso en el “Nuevo Polanco”, no muy lejos de donde se encuentra la actual embajada. (Vía:

Prototipos del muro fronterizo entre EEUU y México
Prototipos del muro fronterizo entre EEUU y México

A la ceremonia de la primera fueron invitados Miguel Ángel Mancera, la delegada en la Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, Carlos Slim y, por fuerza de protocolo, la embajadora Jacobson y el subsecretario Carlos Manuel Sada Solana.

No deja de ser contradictorio, incoherente y bastante ridículo que al mismo tiempo en el que la embajadora estadounidense Roberta Jacobson, y el subsecretario para América del Norte de la SRE celebran los “profundos lazos” que hay entre los dos países, el gobierno federal de los Estados Unidos está haciendo todo lo posible por construir una barrera física entre los dos países.

Mientras la SRE y la Embajada se dan golpes de pecho por “lo bien que se llevan” los dos países, miles de compatriotas migrantes viven en terror de ser separados de sus familias, de “regresar” a un país que no conocen.

Por: Redacción PA.