Condenaron al joven con “affluenza” a dos años de prisión

Couch sufre de "affluenza" debido a que sus padres, que son acaudalados y privilegiados, nunca le pusieron límites.
affluenza

Un juez del condado de Tarrant, estado de Texas, Estados Unidos, sentenció este miércoles 13 de abril al joven Ethan Couch, aquel joven que su defensa alegó que padecía “affluenza”, a cumplir casi dos años de prisión. Couch inicialmente fue juzgado como menor de edad por causar un choque en 2013 que dejó cuatro muertos mientras estaba en estado de embriaguez.

Sin embargo, lo que llamó la atención pública en aquel momento, fue el hecho de que su defensa alegó que Couch padecía de “affluenza”  o “síndrome de niño rico”.

Un psicólogo dijo en la corte que Couch, quién tenía 16 años en ese momento, sufría de este síndrome, producto de sus padres, que son acaudalados y privilegiados, nunca le pusieron límites. Esto provocó que el juzgado solo lo sentenciara en aquella ocasión con libertad condicional. 

El término de este síndrome utilizado por el psicólogo, es una combinación de las palabras inglesas para riqueza y gripe.

Pero Couch se volvió a meter en problemas cuando un video lo captó en lo que parecía ser una fiesta en la que se consumía alcohol. Beber alcohol es una violación de la libertad condicional. Poco después de conocerse el video, Couch y su madre, Tanya Couch, decidieron huir a México.

Las autoridades mexicanas lo detuvieron en diciembre pasado cerca de un popular complejo hotelero del Pacífico de Puerto Vallarta, Jalisco. Ethan Couch, quien cumplió 19 años el lunes pasado, hizo su primera comparecencia en un tribunal para adultos. La fiscalía había argumentado que debería ser sentenciado a 180 días de cárcel por cada uno de los cargos de homicidio en estado de ebriedad.

Cabe destacar que los términos serán cumplidos consecutivamente, pero no quedo claro si la sentencia incluirá el tiempo que Couch se ha pasado ya en prisión.

Couch mató a cuatro personas e hirió de gravedad a otras dos en junio del 2013 cuando estrelló su camioneta contra un grupo de personas que ayudaban a un automovilista lesionado. En el momento del incidente, su nivel de alcohol en la sangre era tres veces el límite legal.