Condenan a 19 años de prisión a hombre que abusó sexualmente de niños inmigrantes

Los niños se encontraban refugiados en el Centro Kokopelli Southwest Key. Imagen: Especial

Levian D. Pacheco tiene 25 años y es originario de Phoenix, Arizona. Era empleado del Centro Kokopelli Southwest Key para niños migrantes en Brownsville, Texas. Fue sentenciado a 19 años de prisión y toda una vida de libertad supervisada por abusar sexualmente de menores no acompañados que se encontraban bajo su supervisión.

Pacheco fue declarado culpable de siete cargos de contacto sexual abusivo con un niño y tres cargos de abuso sexual de otro en septiembre pasado. Las pruebas que se mostraron en el juicio comprobaron que entre agosto de 2016 y julio de 2017, Levian abusó sexualmente de siete adolescentes varones en las instalaciones de Mesa, Arizona.

“Garantizar la seguridad de todas las personas bajo custodia federal es de suma importancia para esta oficina y este veredicto envía el mensaje de que estos crímenes no serán tolerados”, dijo en un comunicado de prensa, Elizabeth A. Strange, la primera asistente del fiscal de distrito de Arizona.

Levian D. Pacheco, en uno de los juicios en que fue sentenciado a 19 años de prisión. Imagen: Especial.La sentencia por abuso sexual de un pupilo es de 15 años en prisión y la pena máxima legal por contacto sexual abusivo con un pupilo es de 2 años de prisión, pero la sentencia de Pacheco fue aumentada por el juez de Distrito de EE.UU. Steven P. Logan, ya que Pacheco expuso a algunas sus víctimas al virus del VIH, dijeron las autoridades.

Por su parte el Cnetro Kokopelli Southwest Key, compartió en un comunicado el dolor por lo sucedido y aseguró que la seguridad de los niños es su prioridad.

“Nos duele que el abuso haya ocurrido en uno de nuestros refugios y, frente a las víctimas sentimos consuelo en que haya habido justicia. Como organización, creemos en la transparencia. El testimonio en el juicio mostró claramente que cuando nos enteramos de posibles abusos, actuamos de inmediato llamando a la policía y suspendidos al individuo involucrado”.

Y agregó que en el caso hubo colaboración de las autoridades. “Luego trabajamos estrechamente con la policía y la fiscalía de Estados Unidos a lo largo de la investigación y el juicio y continuaremos haciéndolo así en la medida en que este caso procede a la sentencia. Continuamos haciendo que la seguridad de los niños sea nuestra máxima prioridad”.

Los niños y adolescentes se encontraban refugiados en un centro de Arizona. Imagen: Especial.

Las acusaciones incluyen haber realizado sexo oral con dos de los adolescentes y haber tratado de obligar a uno de ellos a penetrarlo analmente. Los otros adolescentes, todos de edades entre 15 y 17 años, declararon que los había manoseado a través de la ropa.

Al principio el caso fue reportado al Departamento de la Policía de Mesa, pero debido a su magnitud la investigación llegó a nivel federal, por lo que fue llevada a cabo a través del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos.