Condenan a curas por abusar de niños sordos

Los imputados habrían abusado de más de 20 niños en Argentina
Sacerdote es condenado a 40 años de prisión por violar de niños sordos en Argentina. (Imagen: El comercio.pe)

Dos curas fueron condenados a más de cuarenta años de prisión por haber violado a más de veinte niños sordos en Argentina. Los pequeños pertenecían al Instituto de Enseñanza Próvolo.

Te recomendamos leer: Detienen a líder de La luz del Mundo, acusado de pornografía infantil y abuso sexual

Horacio Corbacho y Nicola Corradi, sacerdotes de Mendoza, Argentina, fueron sentenciados a 45 y 42 años de cárcel respectivamente por abuso sexual de menores.

Imputados por abuso sexual de niños sordos. (Imagen: EFE)

La corte de Mendoza, una provincia que está a unos 1,100 kilómetros al oeste de Buenos Aires, dictó a ambos sacerdotes una pena carcelaria de 45 y 42 años.

El Tribunal Penal de la ciudad de Mendoza no sólo condenó a los dos sacerdotes, también dictó una sentecia de 18 años al laico Armando Gómez de 49 años de edad.

Aunque se dio a conocer que el veredicto puede ser apelado, el juicio resalta por su duración de más de tres meses en los que salieron a la luz los presuntos abusos sexuales que sufrieron entre 2005 y 2016 más de una decena de alumnos del Instituto Antonio Próvolo, para niños sordos.

Horacio Corbacho, sacerdote acusado de violar niños sordos en Argentina. (Imagen: El Comercio)

Una vez ante la corte, formada por tres jueces y varios testigos, los sacerdotes no quisieron decir sus últimas palabras. En su lugar, los acusados decidieron presentarse ‘con el semblante serio’ y esposados. Así lo refirió El Comercio.

Por otro lado, Corradi, uno de los sacerdotes acusados de violar a más de una veintena de niños sordos, llegó ante la corte en una silla de ruedas que fue empujada por elementos de seguridad. Según reporta El Comercio, éste tuvo la mirada en el suelo mientras estuvo en juicio.

Los sacerdotes enfrentaban una imputación de 25 hechos de abuso sexual agravado, abuso simple y corrupción de menores por los que los abogados de los ex alumnos del Instituto Próvolo pedían cerca de 50 años de cárcel para Corradi.

Familias y niños se manifestaron afuera de la corte. (Imagen: EFE)

Dicha cantidad fue pedida para el sacerdote italiano por ser quien dirigía el Instituto para sordos, mientras que una cantidad un poco más alta fue exigida por los menores para el otro sacerdote, y Gómez, quien era conocido por ser el jardinero de este lugar pero también fue acusado de presuntamente abusar de los menores de ese colegio.

Ante dicho caso, la fiscalía solicitó entonces una pena de 45 años para cada uno de los curas y al menos 22 años para el Gómez, el jardinero del colegio para sordos.

Armando Gómez, jardinero de Próvola acusado de abuso sexual de menores. (Imagen: EFE)

Sin embargo, los abogados de los imputados consideraron que las denuncias y relatos de las presuntas víctimas son inverosímiles y solicitó que el proceso se declare como ‘nulo’.

Este caso se liga a otro, donde Jorge Bordón, anterior administrativo de dicho colegio admitió su culpabilidad en 2018 y por ello obtuvo diez años de prisión.

Por otro lado, entre las cosas que fueron relatadas por los jóvenes que acusan haber sido víctimas de abuso, están las siguientes cosas:

  • Toqueteos
  • Acoso en sus dormitorios
  • Acoso en los baños
  • Maltratos
  • Fueron obligados a ver pornografía

Nicola Corradi, llegó al tribunal en silla de ruedas. (Imagen: El Comercio)

Los niños y niñas que acusaron haber sido abusados por estos sacerdotes, fueron investigados y llamados a declarar junto a sus padres, quienes comentaron que sus hijos llegaban con lo que al parecer eran manchas de semen en su ropa íntima.

Algunos mencionaron que incluso fueron halladas fotografías de una menor en la computadora de Corbacho y que éste tenía guardadas las cadenas con las que supuestamente amarraba a la joven con el fin de someterla cuando abusaba de ella.

Finalmente, aunque la condena se ha dictado, los ex alumnos del Instituto Próvola mencionaron a medios locales que lamentaban que el Papa Francisco no se haya pronunciado al respecto pero le exigieron los saque del proceso canónico por ser unos presuntos abusadores.