Condena nacional por ataques a mujeres durante la “Nochevieja” en Alemania

La canciller de Alemania, Angela Dorothea Merkel, condenó los ataques y le declaró que los responsables merecen "una dura respuesta".
Alemania

En la noche del final de año 2015, en los alrededores de la estación central de ferrocarril de Colonia, Alemania, un gran número de mujeres fueron agredidas sexualmente. De acuerdo con datos de la policía, cerca de mil hombres cercaron a las mujeres, las acosaron y les robaron en la plaza que se ubica delante de la estación central de Colonia en la llamada “Nochevieja”. El jefe de la policía de la ciudad, Wolfgang Albers, mencionó que se trataba de hombres ebrios con la apariencia de ser “árabes o norafricanos”Un portavoz de la policía informó que se han presentado hasta el momento 90 denuncias.

Una de las víctimas informó que los hombres operaban en grupos pequeños, alrededor de cinco, seleccionaban a las mujeres y formaban un círculo alrededor de ellas para asaltarlas sexualmente o robarlas. La víctima, que se identificó como Katja L, declaró a la Agencia Alemana de Prensa (DPA), que al salir de la estación, ella y sus amigas se vieron forzadas a caminar por entre un corredor formado por los hombres.

“Me manosearon por todas partes. Fue una pesadilla. A pesar de que les gritamos y los golpeamos, lo tipos no paraban”, expresó. “Estaba desesperada y creo que me tocaron unas cien veces en los docientos metros que caminamos entre ellos”.

A su vez, el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, aseguró que estos actos tendrán consecuencias por el acoso de las mujeres en Colonia. “Esto supone una forma completamente nueva y una nueva dimensión de criminalidad organizada”, declaró en una breve comparecencia ante los medios en Berlín, después de que la policía informara sobre los ataques.

Maas recordó que todo el mundo es igual ante la ley y negó que exista un vacío legal que permita que mil hombres se reúnan en un espacio público para acosar sexualmente a las mujeres que pasen por la zona. “Nunca había pasado algo así de esta dimensión”“No se trata de la nacionalidad de los asaltantes, sino de lo que han hecho”, afirmó sobre los hombres  que presuntamente “tienen aspecto de ser de países árabes o del norte de África”. En su opinión, relacionar estos actos con los refugiados se trata de una “instrumentalización”.

Por su parte, la canciller de Alemania, Angela Dorothea Merkel, condenó los ataques y le declaró que los responsables merecen “una dura respuesta”. “Debe hacerse todo lo necesario para investigar a los responsables tan rápido como sea posible y castigarlos, sin importar de dónde son”, señaló la canciller.

También trascendió que la alcaldesa de Colonia, Henriette Reker, sugirió a las mujeres “consejos de comportamiento” para estar “bien preparadas y no sentirse inseguras”.

“Siempre es una posibilidad mantener una cierta distancia, de más de un brazo. Y no acercarse mucho a personas extrañas o con quienes no se tiene una buena relación de confianza”, señaló la alcaldesa, quien recomendó también mantenerse en grupo y no irse “con uno o con otro” dejándose llevar por la euforia de la fiesta.

La noche del martes 5 de enero, un nutrido grupos de personas se reunieron en el centro de Colonia, para protestar y pedir castigo para los agresores de la noche de Año Nuevo.