Elecciones en Colombia: van Petro y Duque a segunda vuelta

Las elecciones en Colombia están por decidirse y los dos candidatos con más votos irán a la segunda vuelta. Gustavo Petro e Iván Duque serán los que se enfrenten para conocer al sucesor de Álvaro Uribe, actual presidente.

Duque goza del apoyo de Uribe, así como del partido fundado por el presidente. Sin embargo, Petro se llevó el 25% de los votos totales en la primera vuelta, contra el 40% que obtuvo Duque. (Vía: BBC)

https://www.youtube.com/watch?v=SHXaetNwceg

Este es un panorama sin precedentes en Colombia, pues es la primera vez que un candidato, abiertamente de izquierda, está tan cerca de ganar la presidencia, con la figura del exguerrillero y economista que plantea un plan totalmente diferente a los gobiernos anteriores.

A pesar de la gran convocatoria que despertó Petro, se cree que es más posible que Duque ocupe la presidencia, pero el que este personaje esté en la segunda vuelta es calificado como un hecho histórico por los medios colombianos.

La política gubernamental colombiana siempre se ha movido por administraciones de derecha, en un escenario en que los partidos y movimientos de izquierda han sido mal vistos por las FARC y el apoyo que se le brindaba desde estos partidos. (Vía: El Comercio)

Aunque la posibilidad de Petro es pequeña, el fenómeno que despertó en el electorado colombiano es destacable. A pesar de que utilizó símbolos estigmatizados, como banderas con martillo y hoz, símbolo inequívoco de los partidos comunistas, figuras del Che Guevara y banderas con el logo del gobierno de Evo Morales, logró llegar a la segunda vuelta, demostrando que existe un gran grueso poblacional que aspira a la agenda que promueve Petro.

Las elecciones se llevarán a cabo en tres semanas y tendrá qué verse cómo cambia la tendencia de elección, pues Duque venció en 23 de los 32 departamentos que integran Colombia. (Vía: La Vanguardia)

La forma en que esta elección se llevará a cabo pondrá en contrapeso una larga historia de administraciones en la misma línea, contra otra que propone un cambio completo de forma legislativa y gubernamental.