Referéndum en Cataluña fue contrario a la democracia: Rey Felipe VI

Dos días después del referéndum independentista de Cataluña, el rey de España, Felipe VI, hizo un pronunciamiento público sobre el incidente, donde juzga como irresponsables a las autoridades catalanas, dice que la Generalitat abandonó sus deberes legales y, en resumen, que Cataluña seguirá siendo parte de España.

En el discurso transmitido por internet y televisión, el rey de España salió de un silencio de dos días, luego de un domingo marcado por la violencia de las autoridades españolas que reprimieron fuertemente a los catalanes que decidieron salir a emitir su voto.

Aunque un 90% de los votantes dieron un sí rotundo a la independencia de Cataluña, primero el presidente español Rajoy afirmó que el domingo no hubo un referéndum, al menos no uno legal.

Todas las autoridades españolas han hecho un hincapié desmedido en la ‘legalidad’ como valor ausente en los comicios que, sin duda, al menos fueron legítimos.

Paradójicamente, esas autoridades españolas que tanto subrayan la importante de apegarse a la legalidad, pasaron por alto que las fuerzas armadas enviadas en teoría a decomisar papeletas, terminaron hiriendo a los votantes catalanes con balas de goma, una munición prohibida en Cataluña.(Vía: El País)

En su discurso, el rey Felipe refrendó el actuar de las autoridades civiles el domingo y el lunes y, en un extraño colmo, dijo que todo lo que hizo el Estado español fue para “proteger a los catalanes”. ¿De verdad el Estado español le disparó a los votantes para protegerlos?

De la misma forma, el rey de España alegó que los comicios fueron contrarios a la democracia. ¿De verdad una votación puede ser tildada de antodemocrática? (Vía: BBC)

Las convulsiones políticas que suscitó el 1 de octubre siguen cobrando estragos y no parece que el actual discurso del rey vaya a abonar en la “concordia” ausente. ¿En qué acabará este vericueto donde los opositores apelan a la “legalidad” y los independentistas a la legitimidad?