Encuentran rastros de cannabis en un antigua fortaleza bíblica

Se habría mezclado con estiércol y usado con fines alucinógenos
(Imagen: Pixabay)

Investigadores israelíes analizaron los residuos orgánicos de dos altares del santuario del siglo VIII a. C. en la fortaleza bíblica de Arad y descubrieron que uno de ellos contenía incienso mezclado con grasa animal para la evaporación. En el otro altar,  se mezcló cannabis con estiércol animal para facilitar su calentamiento. Se cree que se usó con fines alucinógenos. 

También te recomendamos: ¿Cómo va la regulación de la cannabis en México?

El montículo de la fortaleza de Tel Arad fue excavado en la década de 1960 por arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Las excavaciones acutales revelaron dos fortalezas superpuestas, datadas desde el siglo IX hasta principios del siglo VI aC, que custodiaban la frontera sur del reino de Judá.

Los arqueólogos desenterraron numerosos hallazgos significativos, incluyendo una gran cantidad de piezas de cerámica hebrea y un santuario judaíta bien conservado. También encontraron dos altares de piedra caliza en la entrada del “lugar sagrado” del santuario.

“El santuario de Arad estuvo en uso durante sólo medio siglo (desde 760/750 hasta aproximadamente 715 a. C.) y los altares de piedra pueden haber estado en uso por un período más corto de una década o dos”, dijo el autor principal de la investigación, el Dr. Eran Arie, investigador en el Museo de Israel en Jerusalén. (Vía: Journal of the Institute of Archaeology of Tel Aviv University)

El altar más pequeño tiene 40 cm de alto y unos 20 x 20 cm en la parte superior. El más grande mide unos 50 cm de alto y 30 x 30 cm en la parte superior. Un material solidificado negro no identificado fue preservado en las superficies superiores de los altares.

El altar donde se encontró el cannabis y el incienso (The Israel Museum / Laura Lachman)

El Dr. Arie y sus coautores presentaron este material para el análisis de residuos orgánicos en dos laboratorios diferentes.

“En el altar más pequeño, se detectaron residuos de cannabinoides como el tetrahidrocannabinol, el cannabidiol y el cannabinol, junto con una variedad de terpenos y terpenoides, lo que sugiere que se le han quemado las inflorescencias de cannabis”, explica el estudio. “También se encontraron residuos orgánicos atribuidos al estiércol animal, lo que sugiere que la resina de cannabis se había mezclado con estiércol para permitir un calentamiento suave”.

“El altar más grande contenía un conjunto de triterpenos indicativos como el ácido boswélico y el norursatrieno, que se deriva del incienso,” añaden. (Vía: Journal of the Institute of Archaeology of Tel Aviv University)

El descubrimiento de cannabis en el altar más pequeño fue una sorpresa para el equipo.

“Arad proporciona la evidencia más temprana del uso de cannabis en el antiguo Cercano Oriente”, dijeron los investigadores. “Se conocen sustancias alucinógenas de varias culturas vecinas, pero esta es la primera evidencia conocida de sustancia alucinógena encontrada en el Reino de Judá”. (Vía: Journal of the Institute of Archaeology of Tel Aviv University)

“Aunque el incienso es conocido como uno de los componentes clave del incienso bíblico, aún no se ha identificado científicamente en un contexto arqueológico levantino”, agregaron. “La presencia de incienso en Arad indica la existencia del comercio del sur de Arabia que tuvo lugar bajo el patrocinio del imperio asirio ya en el siglo VIII antes de Cristo”.

Con información de Journal of the Institute of Archaeology of Tel Aviv University