Cae el número dos del Estado Islámico y también le quitan Palmira

Asthon Carter, informó que el número dos del Estado Islámico, Abdel Rahmane Al Qadouli, falleció en un ataque aéreo en Siria.
Estado

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Asthon Carter, informó que el número dos del Estado Islámico (ISIS), Abdel Rahmane Al Qadouli, falleció en un ataque aéreo en Siria. Con esta acción, Carter consideró que con la eliminación de Al Qadouli se afectará las operaciones de la organización extremista.

“La eliminación de este líder de ISIS dificultará su capacidad de realizar operaciones dentro y fuera de Irak y Siria”, dijo Carter sobre la muerte de Abdel Rahmane Al Qadouli, a quien se refirió como “Haji Iman” y de quien dijo operaba como una especie de ministro de finanzas de ISIS.

Considerando que la situación “está ahora claramente de nuestro lado”, el funcionario señaló que Estados Unidos viene “eliminando sistemáticame el círculo de lideres de ISIS”.

“Las tropas estadounidenses han eliminado numerosos terroristas claves para ISIS esta semana”.

Sin embargo, el secretario de Defensa no precisó la forma en que fue abatido Al Qadouli, ya que no aclaró si se trató de un ataque mediante drones o un bombardeo, y tampoco especificó el lugar del ataque.

Cabe mencionar que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ofrecía una recompensa de siete millones de dólares por informaciones sobre Al-Qadouli, que figuraba en la lista de probables sucesores del autodenominado “Califa” Abu Bakr al-Baghdadi, considerado el máximo líder de ISIS.

Y es que en realidad, la estructura del mando de la organización del Estado Islámico es aún un misterio. Las autoridades estadounidenses parecen haber conseguido solo identificar a unos cuantos de los jefes, con los cuales han conformado un listado.

Abdel Rahmane al-Qadouli es el segundo integrante de esta lista en ser eliminado en menos de un mes. El 4 de marzo, Estados Unidos anunció la muerte de Omar al Shishani, alias “Omar el checheno”, otro de los líderes del grupo yihadista que también pertenecía a la lista de máximos dirigentes.

En mayo de 2015, el Gobierno de Irak había insinuado que Al Qadouli habría sido abatido en un ataque aéreo de la coalición, información que fue posteriormente desmentida por el Pentágono.

De acuerdo con las fuerzas de seguridad iraquíes, Al-Qadouli nació en Mosul, en el norte de Irak. A finales de los años noventa viajó a Afganistán.

Según las autoridades estadounidenses, este se habría unido en 2004 a Al Qaida, organización en la que llegó a ser adjunto del Abu Musab Al Zarqaui, jefe de Al Qaida o Al Qaeda en Irak y quien murió en 2006 en un ataque de dron estadounidense.

Luego fue detenido y estuvo en prisión hasta 2012, cuando fue liberado y se unió a las filas de ISIS.

Cabe destacar que en el último trimestre del año pasado, los Estados Unidos ha intensificado sus acciones contra los yihadistas en Siria e Irak y se se han propuesto como tarea prioritaria la eliminación de los jefes del Estado Islámico.

Para ello han desplegado en el norte de Irak una unidad de fuerzas especiales para coordinar operaciones terrestres contra los jefes de ISIS y obtener información de inteligencia que les permita localizarlos.

Por otro lado, las tropas sirias han arrebatado de manos del Estado Islámico la ciudad de Palmira , en el centro del país, una ciudad que ejercía de ruta hacia Deir ez Zor, en el norte, donde el grupo terrorista se ha hecho fuerte.

Soldados sirios, apoyados por grupos de defensa populares (milicias progubernamentales), tomaron la ciudad tras causar “grandes pérdidas” a las filas del ISIS.