¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Carla, hija de líder chilena de autobús tránsfobo, inicia proceso para cambio de nombre y sexo

El muy mal nombrado “bus de la libertad”, que hizo un recorrido por México hace un par de meses, está ahora en Chile. La presidenta de una de las organizaciones que lograron llevar el autobús, Marcela Aranda, ahora se encuentra en un predicamento… interesante: su hija, Carla, ha iniciado un proceso legal para cambiar su nombre y sexo legales.

Bien dicen que la la ignorancia es necia y contagiosa. Aunque el autobús tan homófobo como es naranja ha recolectado más prensa negativa que apoyo a su causa: no fue recibido en Los Pinos, se averió en varias ocasiones, le sirvió de escenografía a Juan Dabdoub para demostrar lo “abierto al diálogo” que es en realidad y, en general, fue objeto de burlas y memes…

Pues parece ser que su paso por Chile va a ser bastante similar. La hija de Marcela Aranda (hagan de cuenta que Dabdoub, pero en mujer chilena), Carla Miranda, organizó, junto con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MILH), una conferencia de prensa en la que informó que gracias a la asesoría de esa ONG, podrá presentar un juicio ante las cortes civiles del país sudamericano para cambiar su sexo y nombre. (Vía: La Tercera)

La reacción de Marcela fue… lo que podría esperarse: acusó a MILH de utilizar a su hija como propaganda en su contra y, a pesar de que tiene más de tres años de no entablar relación alguna con ella, dijo defender “a la familia”:

“No haré ningún comentario sobre mi hijo, a quien amo con el mismo amor que Dios nos ama, con un amor que nunca deja de ser. Sin condiciones. Esto porque de ninguna manera voy a exponer a mi familia, y porque siempre voy a proteger a mi hijo, por lo que no participaré de esta maquinación que busca la destrucción íntima de una persona que no piensa como ellos” (Vía: ADN Radio)

Para la Dabdoub chilena, su hija será siempre “hijo”, no importa lo que ella decida, no importa nada, pero bueno… “lo acepta”.

El proceso legal para el cambio de identidad de género tarda en Chile poco más de seis meses, por lo que Carla tendrá que esperar mucho todavía, para una resolución a su caso.

https://plumasatomicas.com/wp-content/uploads/2017/11/el28carlael1.mp3?_=1

Otra cosa que nunca dejarán de decir de la necedad de la ignorancia: nadie, parece ser, puede ver, de verdad, cuánto daño le hacen a la gente que “dicen defender”.

¿Qué hubiera dicho, en México, el Frente NAZIonal por la Familia sobre esto?