Bolivia: regresa Evo Morales, después de asilo en México y Argentina

Evo Morales cruzó a pie por el puente de la ciudad de Villazón, donde lo esperaban cientos de personas
Evo Morales regresa a Bolivia. Foto: Twitter (@evoespueblo)

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, regresó a su país luego de que se refugió en México y Argentina.

“No dudaba que íbamos a volver, pero no estaba seguro de que iba a ser tan pronto, algo tan histórico y tan inédito, gracias a la unidad del pueblo boliviano y de muchas autoridades y exautoridades del mundo”, dijo Morales.

Acompañado del presidente argentino Alberto Fernández, Morales cruzó el puente que conecta la ciudad argentina de La Quiaca con la ciudad boliviana de Villazón. Cientos de personas lo esperaban para celebrar.

Evo Morales lideró diferentes organizaciones populares en Bolivia y en enero de 2006 se convirtió en presidente por su partido, el Movimiento al Socialismo.

Luego de reelegirse tres veces, Morales se declaró ganador de las elecciones celebradas el 20 de octubre de 2019, aunque la Organización de Estados Americanos documentó irregularidades en el conteo de votos.

Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre de 2019 en medio de protestas. Un día después aceptó el asilo político que le ofreció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y llegó con su familia a la Ciudad de México.

Desde el 12 de diciembre de 2019, Evo Morales llegó a Argentina en calidad de refugiado, respaldado por el presidente Alberto Fernández.

Regresa el Movimiento al Socialismo, partido de Evo Morales

El 19 de octubre de 2020, el ex ministro de finanzas y economía durante el gobierno de Evo Morales, Luis Arce, ganó las elecciones en Bolivia respaldado por el Movimiento al Socialismo, y asumió la presidencia el 8 de noviembre.

Como ministro, Arce logró el crecimiento económico y la estabilización del peso boliviano con diferentes medidas:

  • expropió la industria minera,
  • expropió la industria gasera
  • nacionalizó las telecomunicaciones.

Aunque Evo dejó el poder, mantuvo una amplia base de respaldo popular. Durante su breve mandato, la presidenta interina Jeanine Áñez reprimió decenas de manifestaciones a favor de Morales.

Con información de El Universal.

Publicidad