Berlín compra 670 departamentos para evitar gentrificación

El estado compró tres cuadras de Karl-Marx-Allee a un inversionista privado para evitar que aumente el precio de la renta
Protestas ante la venta de departamentos en Karl-Marx-Allee

El estado de Berlín actúa contra la gentrificación y compra 670 departamentos de un inversionista privado para evitar que aumente el precio de la renta en la ciudad. 

Berlín compró 670 departamentos en la Karl-Marx-Allee, famoso bulevar construido por la República Democrática de Alemania entre 1952 y 1960. Esta calle fue el estandarte de la reconstrucción de la ciudad después de la Segunda Guerra Mundial.

Imagen de Karl-Marx-Alle. (Imagen: The Guardian)

El dueño original, Predac (una agencia de desarrollo inmobiliario fundada en 1992), planeaba venderle los departamentos a la empresa inmobiliaria Deutsche Wohnen (literalmente “Vivienda Alemana”) quien ya es dueña de más de 112,000 unidades en Berlín y es la inmobiliaria con mayor cantidad de departamentos en la capital. 

El anuncio de la posible venta a Deustche Wohnen generó protestas entre los inquilinos pues temían un incremento de los precios de la renta. Con protestas ante la gentrificación, el aumento de precio del uso de suelo y el de la renta, los inquilinos organizaron marchas y colgaron carteles de sus departamentos. (Vía: Berlin.de)

Carteles de la protesta realizada por los inquilinos de Karl-Marx-Alle. (Imagen: The Guardian)

Fue tal la presión que ejercieron que el senado se vio forzado a detener la venta. El lunes 15 de julio, el senado también anunció que tres cuadras de la Karl-Marx-Allee que contienen más de 670 departamentos, serían adquiridos por la proveedora estatal Gewobag. 

Se estima que el precio total de la venta esté entre los 90 y los 100 millones de euros. El alcalde de Berlín dijo que este es sólo un paso en una estrategia mayor con la intención de recuperar los terrenos que fueron vendidos a inversionistas privados en 1990, para así evitar que siga aumentando el precio de la renta en la ciudad. (Vía: The Guardian)

El alcalde, Michael Müller, también dijo: “Los berlineses deberán de poder seguir costeando su vida en la ciudad. Por eso es nuestra intención comprar departamentos donde podamos, para que Berlín vuelva a adquirir el control de su mercado de propiedades“. 

La medida de Berlín se convierte en una manera de combatir la gentrificación y la constante inflación de precios en bienes raíces. ¿Será una medida que se copie en distintos países… o la gentrificación se verá reducida al “co-living”?

Publicidad