Autobús arrolla a dos presuntos ladrones en Cali

El pasado lunes un muy llamativo accidento asombró a los habitantes de Cali, en Colombia. Una motocicleta conducida por dos presuntos ladrones fue arrollada por un autobús, en medio de una persecución policiaca por las calles y avenidas del centro de la ciudad colombiana.

La persecución se originó luego de que los dos jóvenes presuntamente fueran sorprendidos robando; luego de que se avisó a las autoridades del hurto que iban a cometer estos jóvenes, se emprendió la corretiza por las calles de Cali a bordo de motocicletas. Tanto oficiales como ladrones se vieron en una carrera a dos ruedas en una pista más que peligrosa.

Por desgracia, la persecución no terminó en una captura ejemplar, sino de forma mucho más aparatosa: los presuntos ladrones colombianos se pasaron un alto en rojo sin percatarse que estaba por pasar el autobús articulado, sí, como nuestro Metrobús.

Simplemente ya no pudieron esquivar semejante impacto y fueron golpeados por la unidad de transporte público. Los dos policías que perseguían a los delincuentes también resultaron heridos pero atendidos debidamente y están fuera de peligro.

Por desgracia, los dos presuntos ladrones corrieron una suerte distinta: el conductor, de quien se presume que era menor de edad, perdió la vida en el accidente, mientras que la chica que iba atrás, también menor de edad, resultó gravemente herida. José Camilo Sánchez falleció en el lugar a muy pocos minutos del impacto y su cómplice permanece en cuidados intensivos. 

“Uno de los dos tripulantes de la motocicleta particular resultó sin vida en un accidente de tránsito. La otra menor de edad se encuentra en delicado estado de salud y está recluida en un centro asistencial“, declaró a medios de comunicación el coronel Óscar Lamprea.

Es al menos venturoso que esta persecución no haya causado un accidente extra donde hubiera salido lesionado algún inocente que nada tuvo que ver con el asalto.