Ataque del ejército sirio contra islamistas libaneses

Miembros del gobierno sirio colocaron explosivos en la provincia Dara en Líbano. Durante el ataque murieron 17 personas tras la detonación de varias bombas en edificios agrícolas.

Miembros del gobierno sirio colocaron explosivos en la provincia Dara en Líbano. Durante el ataque murieron 17 personas tras la detonación de varias bombas en edificios agrícolas. De acuerdo con Ahmad al-Masalme el objetivo del ataque fue asesinar a unos extremistas islámicos reunidos allí. Este golpe para los insurgentes ocurrió después de que un poderoso líder fuera asesinado en las afueras de Damasco y como preámbulo de la próxima reunión en Ginebra sobre la posible resolución pacífica de la guerra en Siria.

“Una vez que los milicianos ingresaron a la granja, los explosivos fueron detonados y ello provocó la muerte de 17”, afirmó al-Malsame. (vía La Jornada)

Una agencia de noticias en Siria informó que algunos combatientes del Movimiento Islámico Muthana murieron y que dos de sus escondites fueron eliminados en Kfar Shams.

Mientras tanto, en Turquía el activista Naji al-Jarf fue baleado en una calle de Gaziantep, ciudad al sur de Turquía. De acuerdo con el Observatorio y el grupo noticioso Shaam Network, este hombre era director de la revista Hinta, partidaria de la oposición. En estas mismas fuentes se afirma que el atentado fue perpetrado con una pistola con silenciador. Hasta el momento nadie se ha adjudicado el homicidio.

El ataque del día de hoy hace unas horas ocurrió al interior de una granja ubicada que conecta un suburbio de Damasco con otras regiones de Dara y Quneitra. Todavía no está claro si  todos los combatientes muertos durante la explosión pertenecían a Muthana, movimiento menor de insurgentes con sede en Dara.