Arrancó cumbre sobre cambio climático con “buenas intenciones”

La Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), es el nombre dado a la cumbre celebrada en 1992 en Río de Janeiro, Brasil, donde por primera vez se reunieron los países preocupados por el cambio climático. En esa ocasión se acordó una convención que entró en vigor en 1994 y que ha sido suscrita por 195 países. Las claves de este acuerdo están en la “estabilización de los gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que evite la interferencia humana dañina en el sistema climático”.

La primera jornada de la XXI edición de la COP21, realizada este lunes en París, Francia, estuvo marcada por el recuerdo de las víctimas de los pasados atentados en la capital francesa. “No se puede elegir entre combatir el terrorismo y luchar contra el calentamiento global”, declaró el presidente francés, François Gérard Georges Hollande, en la apertura de la cumbre. “Estamos ante dos grandes retos que tenemos que afrontar: dejar a nuestros hijos un mundo libre del terror y un planeta protegido de los desastres, un planeta viable y vivible”.

En su intervención, el presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama, reconoció la “responsabilidad” que ha tenido su país en la emisión de gases de efecto invernadero, y advirtió sobre sus consecuencias inminentes. “Somos la primera generación que padece los impactos del cambio climático, pero también la última que puede hacer algo para revertirlo”, aseveró Obama Hussein.

climático

Obama fijó una lista de tareas para los países participantes en la cumbre que debe pasar por “convertir los logros en una estrategia duradera, poner los recursos suficientes para que los países vulnerables puedan afrontar los efectos del calentamiento y acordar un sistema de transparencia para que todas las partes confíen en que los demás están haciendo lo que deben”. Por cierto, hay que recordar que los Estados Unidos no ratificó el protocolo de Kyoto, vigente hasta hoy día.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Vladímirovich Putin, recalcó  la importancia de cuidar el medio ambiente y la naturaleza como una cuestión de principios que deben estipularse en un convenio y que este sea vinculante jurídicamente, además de que participen las economías desarrolladas y en desarrollo.

“Se debe alcanzar un acuerdo global, eficaz, equilibrado y jurídicamente vinculante que permita a las economías desarrollarse”, al tiempo que reduzca en “dos grados” el calentamiento global a finales de siglo”. Asimismo, el presidente ruso auspició un nuevo acuerdo en prolongación de Kyoto que responda a los intereses de las poblaciones.

climático

La canciller alemana, Angela Dorothea Merkel, pidió a los países participantes que envíen una señal de fuerza y unidad para proteger el medio ambiente. El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, declaró que si se limita ese crecimiento en la temperatura, alcanzar incluso ésta, tendrá consecuencias muy graves para la seguridad alimentaria, por lo que urgió un acuerdo universal, “importante, robusto”.

Este acuerdo debe ser dinámico y debe poder adaptarse a los cambios que se irán produciendo en la economía mundial, y no renegociarlos continuamente.

“Es posible y deseable que las numerosas disposiciones diferentes se apliquen sin que sufra la acción colectiva y mantener el equilibrio entre la función motriz de los países desarrollados y las responsabilidades cada vez mayores de las naciones en desarrollo”.

Por tal motivo, el Acuerdo de París debe encarnar la solidaridad con los pobres y más vulnerables y garantizar tanto la adaptación como la mitigación de los efectos del cambio climático. Y por último, Ban Ki-moon mencionó que lo que se resuelva en París, “debe ser creíble”; la ambición actual por enfrentar los cambios de clima en el mundo, “debe ser la base y no el techo”.

climático

El presidente chino, Xi Jinping, también abogó hoy en la apertura del COP21 por que cada país busque una solución que se adapte a sus necesidades, pero alcance un modelo de cooperación en el que todas las partes salgan ganando. El mandatario chino defendió que el acuerdo se centre en el fortalecimiento de las acciones globales contra el cambio climático, en las que los países desarrollados respeten sus compromisos de financiación y aquellos en desarrollo aceleren su transición energética.

“Más allá de los gobiernos, debería movilizarse al sector empresarial, a las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y a todos los actores de la sociedad”, indicó Jinping, que resaltó la “importancia de que se transfieran las tecnologías necesarias a los países más pobres e imperativo que se respeten las diferencias entre cada nación”. Para hacer frente al cambio climático, el mandatario chino subrayó que “no hay que privar a los países en desarrollo de la necesidad legítima que tienen de hacer retroceder la pobreza y de mejorar las condiciones de vida de su población”.

climático

De su lado, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, también recordó los lamentables ataques en París y reiteró al gobierno francés el apoyo y solidaridad de México por las decenas de muertos y heridos. El Presidente mencionó que este país es un actor que asume su responsabilidad global y es uno muy vulnerable al cambio climático, recordando qué dejó a su paso el huracán Patricia. Recordó que el huracán mostró las consecuencias y riesgos al cambio climático y dijo que esta cumbre COP21 debe dar como resultado un parteaguas para todo el mundo.

“Hagamos del 2015 el año del planeta, entendamos que en la COP21 decidimos en qué mundo queremos vivir y qué calidad de vida queremos para el siglo XXI”, expresó Peña Nieto.

Por: Redacción PA.