Ahora Trump arremete contra los musulmanes

Trump

Hace unos días los ataques del presidente Donald Trump se concentraron en atacar a México en temas relacionados al muro, la migración y el comercio, pero, el día de hoy apuntó sus baterías contra los practicantes del Islam. Es decir, pasó de las acciones discriminatorias y agresivas contra los migrantes y, por supuesto, contra México, a atacar a otro grupo por el simple hecho de practicar un tipo de religión; así como hizo generalizaciones absurdas sobre los migrantes provenientes de los países del sur, en donde los califica de criminales; ahora lo hace con los musulmanes calificándolos de terroristas.

Esto viene a colación debido a que el pasado viernes, Donald Trump firmó una orden ejecutiva en el Pentágono con nuevas medidas de “escrutinio extremo” para mantener fuera de los Estados Unidos a posibles terroristas extremistas musulmanes. Evidentemente la orden presupone que todos los practicantes del islam son terroristas por lo que se buscará poner fuertes candados migratorios para las personas que sean practicantes de dicha religión, incluso prohibirá la entrada a musulmanes provenientes de países como Siria o Yemen.

La firma orden ejecutiva tuvo lugar durante la toma de posesión del nuevo Secretario de Defensa, James Mattis, ahí Trump señaló respecto a los musulmanes que:

“No los queremos aquí. Queremos asegurarnos de que no admitimos en nuestro país a las mismas amenazas que enfrentan nuestros soldados en el extranjero. Solo queremos admitir a aquellos que apoyan a nuestro país y que aman profundamente a nuestra gente.”

Hasta el momento no se han dado a conocer las medidas concretas que tomará el gobierno estadounidense respecto a los musulmanes, que incluyen por supuesto a los refugiados sirios recibidos por la administración de Obama, los cuales ascienden a unos 11 mil, del total de 39 mil musulmanes que migraron durante su administración. En ese sentido, Trump señaló que seguirán aceptando refugiados sirios, pero se dará preferencia a los que sean de religión cristiana sobre los de religión musulmana. 

Lo que se espera es que las políticas contra los practicantes del Islam por parte de la administración Trump tengan altos tintes de islamofobia y que empiecen a desatar acciones de odio entre la población. Recordemos que durante su campaña varias veces arremetió contra los practicantes de dicha religión cuando señaló por una parte que debería prohibirse completamente la entrada de musulmanes a Estados unidos y, por supuesto cuando propuso que generaría por un lado una base de datos en donde tendría registro de todo musulmán que viviera en el país y, por otro lado un fuerte sistema de vigilancia en mezquitas y en las comunidades de practicantes del Islam con la finalidad de prevenir actos terroristas.

Con solo unos pocos días en el gobierno, Trump ha generado un ambiente de tensión internacional no solo a raíz de su bravuconería y altanería en contra de aliados y enemigos, sino porque esto no se está quedando en el discurso, como muchos pensaban, sino que está pasando a acciones políticas concretas. El problema es que no se sabe quién va a ser el siguiente blanco, posiblemente la próxima semana arremeta contra la OTAN, la ONU o China, nadie sabe, por eso el mundo entero se encuentra a la expectativa de lo que pueda suceder con este desquiciado. (Vía: BBC)