Ahora Médicos sin Fronteras también tiene su escándalo sexual

Este miércoles, la ONG Médicos sin Fronteras reveló que, tan solo en 2017, registró 24 casos de abuso y acoso sexual. Esto en medio del escándalo de acusaciones de violación y contratación de prostitutas por personal de la organización humanitaria Oxfam.

Creada en Francia y con más de 40 mil personas trabajando en ella, Médicos sin Fronteras recibió 146 quejas. 40 fueron catalogadas como “abusos en general”, dentro de las que 24 se trataron de “hostigamiento sexual“. De esos 24 casos, fueron despedidas 19 personas. “En otros casos, los empleados fueron sancionados con medidas disciplinarias o sanciones“, declaró la ONG en un comunicado.

El acoso y el abuso sexual no son poco comunes en el medio humanitario. Así lo declaró a BBC Megan Nobert, quien fue drogada y violada cuando trabajaba para un programa de la Organización de las Naciones Unidas en Sudán, durante 2015.

“La comunidad humanitaria no es la última en la lista”, afirmó Nobert, en referencia al movimiento #MeToo y las recientes acusaciones de acoso y violación hacia Harvey Weinstein y otros personajes en Hollywood. “Ahora debe abordar de manera pública este problema que buscaba solucionar de forma discreta”.  (Vía: La Jornada)

“Uno de los principales desafíos para MSF es el de eliminar los obstáculos que encuentran las personas susceptibles de denunciar los abusos. Debemos esforzarnos aún más para sensibilizar acerca de cómo funcionan los mecanismos de denuncia“, explicó la ONG en un comunicado.

Además, consideró que el bajo número de denuncias corresponde al estigma alrededor de las víctimas y a que, cuando se trabaja en zonas de conflicto, la situación empeora. “Normalmente no hay mecanismos de protección para las víctimas, el nivel de violencia generalizado es elevado, así como el de impunidad. Las poblaciones son además muy dependientes de la ayuda exterior”.

Médicos sin Fronteras decidió no revelar más información sobre los casos de abuso y acoso sexual reportados, como el lugar donde trabajan los empleados denunciados o dónde ocurrieron, para proteger la privacidad de las víctimas. (Vía: El Espectador)

ANUNCIO