¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Niña de 10 años graba mientras sacerdote abusa sexualmente de ella

La niña decidió grabar con su teléfono el audio del abuso del sacerdote para que le creyeran.
(Imagen: Getty Images)

El viernes 8 de noviembre fue detenido el sacerdote Michele Mottola, de 59 años, luego de que se diera a conocer que abusó sexualmente de una niña de 10 años. Los hechos ocurrieron en la parroquia de San Giorgio en Trentola-Ducenta en Italia. La pequeña grabo audios del abuso a los que la sometió el sacerdote.

También te recomendamos: Cardenal australiano sentenciado a seis años de prisión por pederastia

El programa televisivo Le Iene (Las Hienas) informó sobre este caso. El cura llegó a la localidad en 2017 y se ganó la confianza de la niña, que cantaba en el coro de la Iglesia -a quien le dieron el seudónimo de Marina-, y de sis padres. Los visitaba y cenaba con ellos. También le hacía regalos a la pequeña.

“Pensamos que era una buena persona, era como un amigo,” explicó la madre de la niña.

Entonces, Marina comenzó a comportarse de manera extraña. Contó a dos feligreses de la iglesia lo que le hacía el sacerdote:; “Don Michele me hace cosas, me besa. ¿Lo que hacemos Don Michelle y yo se llama sexo?”

No le creyeron.

Esto hizo que la niña decidiera grabar en audio de su celular los absusos a los que la sometía Mottola. . “Te tendría aquí desde la mañana hasta la noche  […] ¿Sabes que te amo?”, le decía el sacerdote en la grabación. La niña intentaba apartarlo y él insistía: ¿Tienes miedo? Abrázame, bésame.”

Marina le pedía al sacerdote que parara (Imagen: Le Iene)

No fue el único encuentro que grabó. A pesar de que lloraba pidiéndole que se se detuviera, el sacerdote no lo hacía. Incluso, le decía que ella consentía todo lo que había pasado. Cuando Marina le confesó que había contado lo que había pasado a dos feligreses, Mottola fue a hablar con sus padres, y dijo:

“Ahora entenderán otras cosas. Las cosas se pondrán muy mal. Puedes decir mentiras […] Eres como los terroristas suicidas islámicos, lanzando una bomba, matando gente y escapando.”

Sin embargo, el sacerdote finalmente aceptó lo que había hecho y en 2018, la diócesis de Averso lo expulsó y lo denunció ante la policía, pero no se tomaron otras medidas.

Entonces, cuando Le Iene difundió los audios que grabó Marina, la policía italiana finalmente actuó. La madre de la niña asegura sentir orgullo por la valentía de su hija.

“Ella no tenía miedo y fue hasta el final, porque ya no aguantó más”, dijo la mujer “Mi hija fue más lista que él.”

Con información de Le Iene.