Castigar a las mujeres con pena de muerte reducirá los abortos: candidato republicano

Bob Nonini, candidato republicano a gobernador de Idaho, cree que las mujeres que abortan deben ser castigadas con la pena de muerte. Según él, esa medida ayudaría a reducir los abortos.

“Las acusaciones se han centrado en la persona que aborta”, dijo Nonini en un foro de candidatos organizado por el podcast cristiano CrossPolitic. “No hay manera de que una mujer se arriesgue a ir a la cárcel, mucho menos a ser condenada a muerte. El estatuto por sí solo, la amenaza de ser enjuiciada, reduciría el aborto dramáticamente. Ésa es mi meta”.

El candidato también se pronunció en contra de Roe v. Wade, el caso judicial de la Suprema Corte de Estados Unidos que llevó a la despenalización del aborto inducido: “Estoy a favor de la anulación de Roe v. Wade, pues eso lograría que estados como Idaho vuelvan a criminalizar el aborto como un disuasivo”, dijo Nonini. “Sin embargo, tengo entendido que a lo largo de la historia de Estados Unidos, antes de que Roe se impusiera en este país, ninguna mujer ha sido perseguida por abortar. Eso es por razones prácticas, pero también por compasión”.

“Estados Unidos: la pena de muerte es grandiosa, la guerra es buena y merezco tener 10 armas pero el aborto es un asesinato“.

En un estado de mayoría republicana como Idaho, la postura antiaborto es común en los discursos de los candidatos. (Vía: Idaho Statesman)

¿Cómo puede un republicano como Bob Nonini considerarse ‘provida’ y, al mismo tiempo, defender la muerte de las mujeres que se atreven a terminar un embarazo? Que alguien le haga las matemáticas.