A los presos en EEUU les cuesta más llamar por teléfono

Durante años, las compañías telefónicas que proveían el servicio a las prisiones se aprovecharon de que los internos no tenían alternativa más que utilizar el servicio para cobrar altas tarifas.

Llamar por teléfono desde la cárcel ha sido un martirio para miles de personas presas en Estados Unidos. Durante años, las compañías telefónicas que proveían el servicio a las prisiones se aprovecharon de que los internos no tenían alternativa más que utilizar el servicio para cobrar altas tarifas.

Hasta hace apenas un año, los reclusos eran forzados a pagar tasas de hasta 14 dólares el minuto (260 pesos mexicanos por minuto con el tipo de cambio actual). Sin embargo, tras una larga batalla librada por abogados de centros de detención, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) aceptó limitar la tasa de las llamadas a una tarifa de entre 11 y 22 centavos por minuto.

Los proveedores del servicio, Securus Technologies y Global Tel*Ink, no recibieron la decisión de la comisión de buena forma y  contraatacaron con una demanda, alegando que esta reestructuración afectaría de forma irreparable sus negocios.

A principios de julio de este año, la FCC propuso un nuevo límite de 13 centavos por minuto en las prisiones federales y estatales. Sin embargo, los internos en prisiones locales podrían pagar más de 31 centavos por minuto.

Con información de Vice News.