60% de incendios en diciembre son por árboles de Navidad

Por supuesto que las fiestas decembrinas son la época más feliz del año para muchas personas, ya sea por la celebración religiosa o por la convivencia o por las vacaciones. Sin embargo, el riesgo no toma vacaciones y diciembre es pródigo en peligros, sobre todo si se trata de incendios.

via GIPHY

Cada diciembre se registra un promedio de 20 mil incendios y de estos el 60% son causados o relacionados con los árboles de Navidad. Según las autoridades son los cortocircuitos en las luces decorativas las responsables de muchos de estos incendios.

“En diciembre aumentan en un 25% los accidentes sufridos por menonres en el hogar”.

De ahí que sea especialmente importante revisar la instalación eléctrica y colocar las luces de la forma más segura posible, de preferencia 10 centimetros por arriba de donde termina el follaje. Igualmente importante es usar luces de buena calidad, aún si son un poco más caras.

También se debe tener cuidado con los árboles; es muy recomendable que se elijan árboles verdes y frescos. Los pinos semisecos incrementan mucho el riesgo de incendio. Igualmente se recomienda que la base del árbol navideño tenga siempre agua y, por supuesto, las mascotas deben estar siempre lejos de los árboles navideños.

via GIPHY

Paralelamente, las luces no deben estar conectadas todo el tiempo, sobre todo para evitar que se sobrecalienten. Es preferible que estén prendidas sólo cuando de verdad pueden disfrutarlas; si se van a dormir o se van de casa no tiene ningún sentido tener prendidas las luces del árbol y, en cambio, sí se reducen los riesgos de incendio.

Un punto particularmente importante es el cuidado de los niños: en diciembre, así como aumentan los incendios en casa-habitación, también se incrementan en un 25% los accidentes sufridos por menores.

“60% de los incendios decembrinos son causados por los árboles de Navidad”.

Finalmente, si llegara a presentarse un incendio, lo más recomendable es usar un extinguidor, pues el agua puede conllevar una indeseable descarga eléctrica. Las hojuelas de jabón también pueden auxiliar en una emergencia.

Aunque a veces las recomendaciones de las autoridades puedan parecer excesivas, siempre es preferible seguirlas a convertir las fiestas en una indeseable y, sobre todo, prevenible tragedia.

Y, por el amor de Dios, del Espíritu Santo y del Niño Dios que baila el “Pasito perrón”, tiren su árbol el 7 de enero. No esperen hasta Semana Santa.

via GIPHY

Así que ya saben: nada de luces defectuosas y nada de tener un árbol seco en abril. (Con información de El Universal)