Humberto Moreira: “me siento traicionado” y con “dificultades económicas”

El exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, quien fuera acusado por corrupción y lavado de dinero, quiere ser diputado en Coahuila en este mismo estado a toda costa, sin importar desde qué partido lo haga.

Hoy, el dirigente del Partido Joven, Edgar Puente Sánchez, anunció que lo postulará. Al parecer, sólo falta definir si lo hará en candidatura compartida con el PRI. (Vía: El Universal)

Apenas hace unos días el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, dictaba línea diciendo que Moreira no será candidato por el PRI, después de que este manifestara sus intenciones de ser diputado en Coahuila.

El 26 de diciembre, Moreira contestó a estas declaraciones en una entrevista para el medio local Cuarto Poder Noticias.

En dicha entrevista, Moreira aseguró que “se siente traicionado”, pues, a pesar de que él “formó cuadros políticos”, le dieron la espalda, pero:

“‘bendito Dios’, la gente del pueblo, la gente que más vale, la gente que acude a votar, esa gente no me traicionó. Ahí están las encuestas. Si no, dale una rascadita al desorden que hay ahí en mi tierra (Saltillo) donde dice el Presidente nacional del PRI (Enrique Ochoa Reza) que yo no puedo participar, que no es nadie para decir que no puedo participar, pues es un militante más. Está a punto de darse una renuncia masiva de las bases del partido. Entonces tiene que reflexionar el Presidente de lo que dijo o quedarse sin militantes.”

Además, aseguró que las personas que lo critican son  una “bola de bocones que se les ocurre tachar, decir, engañar a la gente” pues él ha sido “el único político en Coahuila que ha sido exonerado de todo”:

“A mí me investigaron de lavado de dinero, quedé exonerado, en el gobierno de Calderón; que fui adversario político de él abiertamente. De malversación de fondos he sido exonerado, de malversación de fondos he sido exonerado y se ha demostrado que hay empobrecimiento lícito. Empobrecimiento, no enriquecimiento.”

Incluso, el político dijo que vive “con mayores dificultades económicas que antes de ser gobernador, porque se me ha ido el dinero en abogados, en estar demostrando mi inocencia, y es muy fácil atacar y decir, señalar a alguien.”

Sobre la deuda que dejó en su estado cuando fue gobernador, dijo:

“La deuda que nos dejó el bruto, perdón Calderón representa el 40 por ciento del producto interno bruto. Lo que pasa es que hay muchos brutos que no revisan eso. ‘¡Ah, que se endeudó!’ ¿Ya te fijaste de qué tamaño nos dejó la deuda Calderón? Y esa sí la están pagando ustedes. Enséñame el ticket: ¿cuánto estás pagando tú de la deuda de Coahuila? ‘Ni maiz paloma’. (…) La consigna era tumbar al hombre que transformó Coahuila que se llama Humberto Moreira Valdés.”

Publicidad