Holanda planea hacer obligatorias las vacunas

A raíz de los movimientos anti vacunación, conocidos como anti vaxxer, Europa ha experimentado un incremento de brotes de sarampión en la última década.

Básicamente, los anti vacunas son personas que se niegan a vacunar a sus hijos debido a que creen en teorías sin sustento científico que aseguran que las vacunas, además de ser un instrumento de poder de las farmacéuticas, son peligrosas para la salud, ya que dejan secuelas y causan efectos secundarios en los niños; la mayoría cree que causan autismo. (Vía: El País)

Estos movimientos por supuesto que no son inofensivos, ya que ponen en riesgo la salud pública. De hecho hay varios países de Europa occidental que tienen una cobertura menor a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es del 95%. Por ejemplo, Holanda descendió a 92% en los últimos años debido a esta ideología. (Vía: OMS)

vacunas
Imagen: Especial

La paradoja de todo esto, es que este es un movimiento característico de los países desarrollados. Es decir, mientras con esfuerzo se recaudan cada vez más fondos para llevar vacunas y ampliar la cobertura en países africanos para reducir los índices de mortalidad por enfermedades como el sarampión, en países desarrollados, en donde hay recursos suficientes para garantizar un acceso generalizado a dichos medicamentos, un sector de la población se niega a vacunar a sus hijos por una serie de creencias, que ponen en riesgo a prácticamente toda la población.

El estado de California en Estados Unidos es un ejemplo paradigmático de este fenómeno, ya que en los últimos años disminuyó su tasa de vacunación a los niveles que tiene Sudán del Sur. (Vía: The Atlantic)

Para darnos una idea de la función de las vacunas a nivel global, de 2000 a 2010, se redujo en un 75% la mortalidad por sarampión en el mundo; la incidencia de poliomielitis se redujo en un 99% desde los años 80 del siglo pasado y, en términos más generales, se estima que la inmunización salva de 2 a 3 millones de vidas al año a nivel mundial. (Vía: OMS)

En el caso europeo, varios países ya están tomando medidas al respecto debido al riesgo sanitario que implica que los padres no vacunen a sus hijos.

anti vacunas
Imagen: Especial

Holanda, por ejemplo, anunció que está planeando tomar medidas similares a las que ya han tomado países como Francia, Italia y Austria, las cuales implican negar el acceso a guarderías y escuelas infantiles a los niños que no tengan completo su cuadro de vacunación.

Dichas medidas serían acompañadas tanto de campañas de información sobre la importancia de las vacunas, como de medidas coercitivas, lo que implicaría cambiar la ley y volver obligatorias las vacunas en el país. Hasta el momento se ha dicho que esta nueva regulación entraría en vigor en otoño y lo más probable es que así suceda, ya que hasta el día de hoy la iniciativa cuenta con el apoyo de 94 de 150 diputados del parlamento.

De aprobarse la ley, Holanda se sumaría a países como Polonia, Rumania, Malta, Bulgaria, Bélgica, República Checa, Croacia, Grecia, Letonia, Eslovenia, Eslovaquia y Hungría, quienes tienen leyes de obligatoriedad para las vacunas.

Con información de ABC

Por: Redacción PA.