Hermano de Julio César Chávez es asesinado en su casa por resistirse a asalto

Rafael Chávez González, hermano mayor de la leyenda del boxeo, Julio César Chávez, fue asesinado el domingo pasado al resistirse en un intento de asalto en su domicilio. Su muerte fue reportada por su sobrino, Omar Chávez, a través de su cuenta de Instagram.

De acuerdo con los primeros reportes, cuatro sujetos ingresaron al domicilio de “El Borrego” Chávez, ubicado en las inmediaciones de la colonia Pemex en Culiacán, Sinaloa, alrededor de las 10 de la noche; tras exigirle dinero y negarse, los asaltantes le dispararon en cuatro ocasiones. Al lugar llegaron elementos del ejército, del ministerio público y de la Procuraduría General de Justicia del estado para hacer un levantamiento forense. (Vía: Proceso)

 

A las pocas horas, Julio César Chávez, Jr., a través de un livestream en su cuenta de Instagram confirmó la muerte de su tío: “lo mataron unos cholos”, dijo. Otros familiares de la víctima en diversas entrevistas han confirmado, a su vez, la muerte de quien fuera el fundador de la dinastía que ha guiado el boxeo mexicano. (Vía: El Universal)

Para el gobernador, Quirino Díaz, la situación de violencia se complica cuando, en menos de tres meses, dos asesinatos han cobrado revuelo internacional: el del periodista Javier Valdés a mediados de mayo y el del “Borrego” Chávez. Hasta el momento, la incapacidad, siquiera, para tratar a los familiares de las víctimas ha dejado mal parado a un gobernador que llegó al puesto prometiendo, entre otras cosas, terminar con la violencia que azotaba el estado en medio de las elecciones del 2016.

Sin la fama ni el reconocimiento de su hermano, sin los recursos económicos de sus sobrinos, la muerte de Rafael fue un botón de muestra que resonará a nivel nacional, de la violencia que recorre el país entero: cuatro sujetos entraron a su casa, cuatro sospechosos que, hasta este momento, no han sido detenidos y que, si nos apegamos a las estadísticas, no lo serán.

Publicidad