¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Hallan masa de agua líquida bajo el hielo de Marte

La vida en Marte sigue siendo una lotería. Sin embargo, esta se sigue decidiendo y clarificando con el paso de los mismo descubrimientos. Esta vez, bajo el gran dique de hielo que está en su polo sur, se encontró una masa de agua líquida.

Esta fue descubierta a través de una sonda espacial por parte de un equipo de científicos italianos. El hallazgo se dio después de analizar la gran masa de hielo que se encuentra en el polo sur marciano, pues no se sabía cuál era la constitución de este gran temprano.

Con la ayuda de un sistema de ondas radiales, fue posible determinar que dentro del hielo, a una profundidad aproximada de un kilómetro y medio, existe agua líquida en forma de un pequeño lago, aunque conocer sus dimensiones resulta impreciso aún.

Aunque esta forma es una tentativa, también cabe la posibilidad de que lo que existe al interior sean rocas impregnadas con agua. En todo caso, esta muestra abre la posibilidad a la existencia de vida en ese planeta.

Sin embargo, para poder hacer análisis claros de este descubrimiento sería necesario perforar el témpano y extraer el agua para hacerle pruebas pertinentes, teniendo en cuenta que, en el mejor de los casos, irrumpir ahí de esa forma altere la forma en que el agua existe ahí.

Contrario a la mayoría de lagos árticos bajo témpanos de hielo en la Tierra, este contiene agua salada. Su constitución es similar a las masa líquidas que existen en lunas de otros planetas y en los glaciares terrestres mismos, por lo que para los científicos es un grana acercamiento a determinar la historia climática de Marte y, además, poder encontrar vida o restos de ella.

Aunque la temperatura a la que se encuentra el hielo da un panorama adverso (-74º C), existen bacterias y microorganismos que utilizan las sales, minerales y metales encontrados en esta masa de agua para poder sobrevivir a esas temperaturas.

El hallazgo da pie para que la explicación de Marte sea posible en un futuro, pero también nos deja claro que es más fácil encontrar agua en Marte que en Iztapalapa o en Ecatepec.

Con información de El País