Por guerra comercial ya empezamos a importar cerdo de Alemania

Una de las medidas tomadas por México ante los aranceles al acero y aluminio impuestos de manera unilateral por Estados Unidos, fue, entre otras cosas, gravar con el 25% a los productos porcinos provenientes de ese país.

Así que para evitar que los precios de la carne de cerdo se dispararan a raíz del arancel, México dio facilidades para que se importara ese producto desde Alemania.

Pues resulta que llegó el primer cargamento de carne de cerdo alemana al Puerto de Veracruz, en total desembarcaron 25.5 toneladas de panceta de cerdo congelada, dividida en 4 lotes de 394 cajas individuales, importadas por el establecimiento TIF 359 en el estado de Jalisco.

La carne de cerdo proviene de una planta ubicada en Wiedebruck en Alemania y el cargamento fue aprobado previamente por Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

En un comunicado la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) señaló que el cargamento de carne de cerdo alemana fue inspeccionado física y documentalmente por personal de la Senasica y de la propia dependencia en el Puerto de Veracruz.

“Ante el incremento de los aranceles que el Gobierno Mexicano impuso a diversos productos provenientes de los Estados Unidos de América (EUA), entre los que destacan los cárnicos de cerdo y la manzana fresca, se cuenta con protocolos sanitarios establecidos con otros países, para abastecer el mercado nacional”, señala el comunicado de Sagarpa.

Hay que recordar que México anualmente consume 2.11 millones de toneladas de carne de cerdo, de las cuales 1.45 millones se producen en el país y de las cuales exportamos 105 mil toneladas, mientras que importamos 754 mil toneladas, es decir, tenemos una balanza comercial negativa en ese rubro (Ojo: eso no implica un problema).

Finalmente, el gobierno mexicano ha señalado que, además de Alemania, países como: Canadá, Dinamarca, España, Francia, Chile, Italia, Bélgica, Australia y Nueva Zelanda, también cumplen con las medidas sanitarias necesarias para introducir sus productos en el mercad o mexicano. 

Estas medidas buscan diversificar el mercado mexicano con la finalidad de reducir los impactos de la guerra comercial que se está llevando contra los Estados Unidos, quienes también se han lanzado contra Canadá, China y la Unión Europea, esto complica bastante el panorama económico, ya que las guerras comerciales y el proteccionismo no benefician a nadie. (Vía: El Financiero)