Greenpeace exige que gobierno proteja arrecife en Veracruz

Arrecife

A raíz del proyecto de ampliación del Puerto de Veracruz, la organización ambientalista Greenpeace se manifestó debido a que este pone en peligro al arrecife La Loma. Por ello, la organización ambientalista exigió a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas que declaren a dicho arrecife como área protegida, debido a que es parte del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), la cual, de hecho, ya ha sido declarada como protegida. (Vía: Proceso)

Esta campaña busca respaldar la demanda hecha por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, junto con algunos académicos de la Universidad Veracruzana (UV), quienes han trabajado para detener las autorizaciones y, por tanto, la ampliación del puerto, con la finalidad de proteger el arrecife, considerados no solo como fundamentales para el medio ambiente, sino también para el contexto social y económico de la región.

Según investigadores de la UV, este arrecife es de tipo coralino no emergido, lo que quiere decir que no se puede observar a simple vista, por lo que es necesario resguardarlo pues se encuentra muy cerca de donde se piensa llevar a cabo el proyecto; además de que se encuentra dentro de un Área Natural Protegida.

Según algunas observaciones realizadas con satélites, los investigadores de la Universidad Veracruzana pudieron dar cuenta de que las construcciones están dañando el arrecife de la PNSAV debido a que las barreras, que se supone deben evitar que llegue el sedimento, no están funcionando correctamente. En ese sentido, diversas organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental y la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) han emprendido acciones legales para que se modifique el proyecto y así proteger el Parque Nacional.

De tal manera todas estas organizaciones civiles, junto con la institución universitaria se han sumado en una campaña para exigir a la Semarnat que haga su trabajo y garantice la protección de las áreas naturales más allá de los discursos políticos. En el caso específico del arrecife de coral La Loma, piden a las instituciones federales que modifiquen el proyecto, pues se ha probado que está dañando al área protegida y que estos daños podrían ser catastróficos e irreversibles para el ecosistema. (Vía: Proceso)

Publicidad