Gómez Urrutia y su sindicato tendrán que devolver más de 50mdp

Después de más de 10 años de estar en litigio, por fin se resolvió el juicio contra Napoleón Gómez Urrutia y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares, del cual el, ahora candidato a senador de Morena, era el líder.

Pasaron 13 años para que la Junta de Conciliación y Arbitraje emitiera un fallo, que fue a favor de los agremiados de este sindicato, que denunciaron la retención de recursos que Grupo México había entregado para los trabajadores en 2005. (Vía: Reforma)

Con esta resolución, Napoleón Gómez Urrutia y el Sindicato en cuestión, tendrá que repartir aproximadamente 55 millones de dólares entre los agremiados de la organización que agrupa al 90% de los trabajadores de esta industria.

Este problema se arrastra desde 1990, cuando Grupo México se hizo de Mexicana Cananea, ofreciendo el 5% de la participación económica al sindicato. De manera efectiva, se sabe de 300 trabajadores implicados, pero la JCA busca obligar a la organización a abrir un expediente que de constancia de todos los involucrados desde hace 28 años. (Vía: Aristegui Noticias)

Actualmente, el exlíder minero está en campaña para hacerse de una senaduría apoyado por Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador. Por esta misma razón, los trabajadores del sector minero indican que esto haría que sus responsabilidades legales puedan ser evadidas a través del fuero que le ofrece ese puesto político.

“Esta resolución llega justo en el momento en que Napoleón Gómez Urrutia, siendo ciudadano canadiense, busca un escaño en el Senado de la República, no para servir a México, sino pretendiendo asegurar impunidad mediante el fuero” (Vía: El Financiero)

La anexión de Napo al partido y campaña de Morena es una de las decisiones más criticadas a AMLO. Es cierto que tiene un gran historial de acusaciones de corrupción en su contra y este juicio estaba activo desde hace 13 años.

Sin embargo, el líder de Morena lo aceptó, a pesar de que su motivo más grande es el de luchar contra la corrupción. No se entiende el fondo de esa decisión, pero la preocupación de los trabajadores mineros es entendible y es totalmente posible.

La figura del fuero permitiría que Gómez Urrutia no fuera procesado mientras desempeña su función como senador. Así mismo, de retirarse el fuero, como plantean en las cámaras legislativas, bajo la forma en que se pretende hacer, tampoco podría ser procesado.

Por: Redacción PA.