De rescatista a emoji publicitario, Frida pasó de salvar vidas a ser mercadotecnia

Hoy por la mañana, Twitter sorprendió a los usuarios con un emoji de la famosa Frida; al escribir #TodosSomosFrida el emoji de la can rescatista aparece. Este detalle colocó a la frase en el primer lugar del trending topic de Twitter desde muy temprano.

La imagen de la can rescatista también aparece si utilizas #FuerzaMexico, #60DíasConMéxico y #MéxicoNoPara.  

La labor de Frida está auspiciada por la Secretaria de Marina, que forma parte de la Fuerza Armada de México.  De acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en los últimos 11 años se pueden identificar 200 recomendaciones de hechos relacionados a violaciones graves de derechos humanos, de las cuales en el 73% de los casos, es decir 146 recomendaciones, están involucradas las Fuerzas Armadas. (Vía: Animal Político)

Es decir: por mucho que admiremos la labor de Frida y los demás binomios caninos, no podemos dejar de lado que la institución detrás de Frida es una de las que estadísticamente menos respeta los derechos humanos en México. 

Por supuesto que celebramos el trabajo realizado por el binomio canino, pero eso no significa que todas las labores de la Marina y las Fuerzas Armadas sea dignas de celebrarse.

A dos semanas del sismo tanto las campañas solidarias como la ayuda destinada a México, o se ha incrementado, o se han reforzado, pero también se han politizado y la tragedia fue usada por marcas, empresarios y políticos. 

Cada día se descubren nuevos entramados de corrupción y omisiones que confabularon a favor de la catástrofe; gestiones en las que se concedieron permisos falsos o no se realizó a tiempo la inspección que hubiera evitado un derrumbe.

Una de las acciones que trascendió al hashtag #FuerzaMéxico, que en principio fue impulsado por la sociedad civil, fue la propuesta del Consejo Coordinador Empresarial que elaboró un proyecto llamado Fuerza México.

En este proyecto los empresarios nacionales e internacionales pueden “ser socialmente responsables” y aportar con un granito de arena. Es decir: mientras algunas marcas apoyan con dinero y logística, otras simplemente montan una estrategia mercantil a partir de la tragedia.

Este fideicomiso de los empresarios estará vigilado por dependencias del gobierno federal y sólo esperamos que los mecanismos de transparencia funcionen…

Celebramos las iniciativas de la sociedad civil que han encontrado en la imagen de Frida un símbolo de fuerza y valor no sólo para ayudar, si no, para seguir en sus propias resistencias. 

Y esperamos que la fiebre por Frida represente nuestra solidaridad para los días venideros y se convierta en algo más que una moda.

Han convertido a Frida en un ícono popular, lo cual está muy bien siempre y cuando no sea una forma de obtener ganancias por una tragedia.

Publicidad