10 frases de Marx que te demuestran su vigencia

Karl Marx, uno de los filósofos más importantes de la historia, murió un 14 de marzo de 1883. Como con Jesús, lo conocemos principalmente por sus fans, aun los falsos, aun los más atroces; pocos se toman la molestia de conocer aunque sea por encimita lo que escribió, pensó y predicó.

Acá Marx posando bien guapachoso para la INE.

Antes de cumplir los 30, Marx ya había escrito textos que modificarían el mundo y las ciencias sociales, para bien o para mal. Es fácil desdeñar sus textos cuando no han leídas. El libertario o liberal promedio debería empezar leyendo a Marx, pues, como él mismo dijo, “conoce a tu enemigo”. Sus partidarios tampoco están libres de sospecha; muy seguido profesan adoración a libros que ignoran.

Acá Marx, bien volado en sus Tesis sobre Feuerbach.

Van para ellos esta mínima recopilación, destinada únicamente a conmemorar su fallecimiento, a la espera de que algún aventurado lo lea.

La reforma de la conciencia consiste solamente en hacer que el mundo sea consciente de su propia conciencia, en despertarlo de la ensoñación que tiene de sí mismo, de explicarle el significado de sus propias acciones.

“Si amas sin despertar amor, esto es, si tu amor, en cuanto amor, no produce amor recíproco, si mediante una exteriorización vital como hombre amante no te conviertes en hombre amado, tu amor es impotente, una desgracia.

No es la conciencia de los hombres la que determina su
ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.

Marx y Engels

Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversas formas el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.

Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.

https://twitter.com/ochoagriselda06/status/973919627238629376

Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa.

Por lo tanto, no estoy a favor de levantar ningún estandarte dogmático. Por el contrario, debemos ayudar a los dogmáticos a ver claro sus propias proposiciones.” 

“Individuos que producen en sociedad, o sea, la producción de los individuos socialmente determinada: éste es naturalmente el punto de partida.
El cazador o el pescador solos y aislados, con los que comienzan Smith y Ricardo pertenecen a las imaginaciones desprovistas de fantasía que produjeron las robinsonadas del siglo XVIII, las cuales no expresan en modo alguno, como creen los historiadores de la civilización, una simple reacción contra un exceso de refinamiento y un retorno a una malentendida vida natural.

 

Achis achis los mariachis; Marx tras ponerle en su madre a Smith.

“La razón ha existido siempre, pero no siempre bajo una forma razonable.”

“Este postulado de cambiar de conciencia viene a ser lo mismo que el de interpretar de otro modo lo existente, es decir, de reconocerlo por medio de otra interpretación. Pese a su fraseología supuestamente ‘revolucionaria’, los ideólogos neohegelianos son, en realidad, los perfectos conservadores. Los más jóvenes entre ellos han descubierto la expresión adecuada para designar su actividad cuando afirmar que solo luchan contra ‘frases’. Pero se olvidan de añadir a estas frases por ellos combatidas no saben oponer más que otras frases y que, al combatir solamente las frases de este mundo, no combaten en modo alguno el mundo real existente.