JVM firma ‘compromiso’ con el Frente Nacional por la Familia… sí, al parecer siguen en las andadas

El fin de semana, Josefina Vázquez Mota se reunió con integrantes del Frente Nacional por la Familia. La ocasión: la firma de un “compromiso” para “defender la vida y la familia” en el Centro Cívico de Naucalpan. Nadie se acordaba ya del FNF, pero al parecer siguen medio vivos en el EdoMex, por lo que invitaron a los dos candidatos con los que más se asemejan: Josefina y Alfredo del Mazo, pero sólo asistió la panista (imaginamos que se puso feliz porque alguien recordó que sí está en campaña).

En mayo del año pasado, en un acto sorpresivo para todos, el presidente Enrique Peña Nieto promovió una reforma constitucional para poder legalizar el matrimonio igualitario y la adopción homoparental en todo el país (siguiendo, para ello, mucha de la legislación que aprobó ambos en la CDMX en 2009). Esta reforma levantó en armas y rosarios a buena parte de los sectores más conservadores del país: se organizaron protestas “en defensa de la familia, de la vida” de la única religión y del único y verdadero Dios. No desperdiciaremos tu tiempo en hablarte más de ellos (porque, también, ya te hemos platicado mucho sobre ellos), pero hazte a la idea de que Norberto Rivera, arzobispo primado de México, los apoyó totalmente.

Total, la reforma constitucional fue enviada a la congeladora por el mismo partido del presidente y el Revolucionario Institucional perdió casi todos los estados por los que compitió el año pasado y, al parecer, el FNF pensó que esa derrota fue obra y gracia de ellos y del Espíritu Santo, no fue la constante ineptitud, corrupción y violencia en los estados, ni el constante juego de apariencias en la política mexicana…

El FNF siempre ha negado que lo que defienda sea un discurso de odio, incluso se dicen respetuosos de la diversidad y las “decisiones” de los demás, pero sólo falta leer sus comunicados, escuchar a sus voceros y ver cualquier programa de Esteban Arce para saber que esa “inclusión” es un mero maquillaje. Por lo mismo, cuando Josefina llegó al Centro Cívico, fue recibida por organizaciones LGBTTTQI2A que, simplemente, le reclamaban a la candidata panista el apoyo a una organización como esa.

No es ninguna sorpresa que una panista apoye la agenda del FNF: la bancada de ese partido apoyó las manifestaciones e, incluso, asesoró a sus dirigentes sobre cómo hacer para que sus reclamos se convirtieran en presión dentro del poder legislativo. El PAN, además, ha sido uno de los principales promotores en todo el país de legislaciones que, más que “defender la vida” criminalizan a las mujeres que toman la decisión de abortar en estados como Guanajuato, Jalisco y Veracruz.

Aún cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya ha decretado que cualquier legislación que busque limitar derechos igualitarios (matrimonio, adopción…) es anticonstitucional, no le ha importado mucho ni al FNF ni al PAN. Aprovechando que tenían a la candidata de su partido ahí, lanzaron la plataforma SaberVotar.mx, una página en la que, “simplemente”, hacen perfiles de los candidatos y los comparan con su plataforma: un conservadurismo que no lo tiene ni Reagan.

Emojis felices y verdes si están a favor (de sus ideas) y rojos y enojados si no. La plataforma es toda una pieza de análisis en la que se entrecruza la “lucha contra la corrupción” con el “matrimonio natural” (porque todos hemos visto marsopas que celebran bodas de oro) y la “cultura del trabajo” con importaciones como la “libertad religiosa”, un eufemismo creado por los sectores más conservadores de Estados Unidos para “defender” su derecho a discriminar a todos los que no sean como ellos porque “así lo dicta su religión”.

Aquí en Plumas Atómicas nos gusta dar el privilegio de la duda, y pues dudamos mucho que Josefina de verdad comulgue con las ideas del FNF (particularmente porque en varias ocasiones ha declarado a favor del matrimonio igualitario o que “es una cuestión privada, cuando menos), y, más bien, le urge encontrar alguien que vote por ella.

ANUNCIO