Sin vivienda ni educación: la situación precaria de miles de niños tras 19S

Han pasado poco más de cuatro meses del terremoto que le abrió las venas del recuerdo a la CDMX. El 19S se convirtió, por segunda vez, en un día para recordar las capacidades y las condiciones de la CDMX y, aunque muchos quisieran olvidar por completo ese día, es imposible lograrlo, sobre todo por las asignaturas pendientes que han quedado en el camino.

Save The Children, una organización no gubernamental dedicada a proteger los derechos de los niños en todo el mundo, reportó que las condiciones en las que se encuentra la niñez en varias partes donde el sismo afectó escuelas y viviendas no son dignas para su vida y desarrollo. La asociación expone que en los municipios de Juchitán de Zaragoza, Ixtaltepec, Atlixco y Metepec, la situación se ha tornado crítica, pues no se han recibido apoyos suficientes para reconstruir viviendas ni instituciones educativas. (vía: Aristegui Noticias)

Por supuesto que se ha avanzado en la reconstrucción de las diferentes áres afectadas del país, pero el ritmo es lento y todas las personas que fueron afectadas no dejaron en pausa sus vidas hasta que se solucionaran su problemas de vivienda o de escuelas.

En las ciudades más grandes que fueron afectadas las reconstrucciones, levantamiento de escombros y demoliciones han avanzado casi conforme a lo esperado, pero en las regiones más alejadas y las comunidades más desprotegidas por el velo de los medios de comunicación y las políticas públicas, sigue habiendo construcciones a punto de caer y gente viviendo en las calles con más incertidumbre que ánimos. (vía: Save The Children)

Es necesario recordar que hay más país fuera de la CDMX y, aunque las colonias más afectadas de la capital están saliendo paso a paso de esta crisis, también Morelos, Puebla, Oaxaca y Chiapas fueron afectadas severamente por los sismos de 7 y 19 de septiembre. La niñez se encuentra en especial vulnerabilidad, pues se están negando sus derechos a una vivienda digna y a la educación, no necesariamente por culpa de las autoridades, pero sí es responsabilidad de todas las instancias de gobierno poderles garantizar ambos derechos, sean cuales sean las condiciones.