Cayó un rayo en la torre oriente de la Catedral metropolitana

La tarde de ayer, un rayo impactó en la torre oriente de la Catedral Metropolitana, lo que generó daños en un escudo y las guirnaldas que decoran el tope de las torres; no hubo heridos (pero quizá varios espantados).

De acuerdo a José de Jesús Aguilar, director de Arte Sacro de la Arquidiócesis de México, la torre resultó con daños nada menores: un escudo y una guirnalda que decoran el arco de la cúpula de la torre oriente se fracturaron, pero ya están siendo revisados por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. (Vía: El Universal)

Esa misma torre fue afectada en el sismo del 19S. Durante el sismo, se le cayó “La Esperanza” (no, nada ominoso ahí, no anden jugando con las palabras, muchachos), escultura de Manuel Tolsá que resultó gravemente afectada y está siendo… reconstruida porque se rompió la crisma.

En la mitología mexica no hay un solo dios del rayo (como en la romana y griega), sino pequeños dioses menores, los Tlaloques, que acompañan a Tláloc, cuando llueve.

Ángel María Garibay, en Teogonía e Historia de los mexicanos, escribe de los tlaloques:

“este dios del agua para llover crió muchos ministros pequeños de cuerpo, los cuales están en los cuartos de la dicha casa, y tienen alcancías en que toman el agua de aquellos barreñones y unos palos en la otra mano, y cuando el dios de la lluvia les manda, y cuando atruena, es cuando quiebran las alcancías con los palos, y cuando viene un rayo es de lo que tenían dentro, o parte de la alcancía”

Tlaloques, deidades mexicas de la lluvia, el trueno y el rayo
Tlaloques, deidades mexicas de la lluvia, el trueno y el rayo

Parece ser que algún dios o toda una cosmovisión completa anda exigiendo su ciudad de vuelta… Entre las lluvias, los sismos, el frío y el caos que siempre ha caracterizado a la ciudad, en una de esas empiezan a caernos rayos, cantarazos y serpientes a todos.

Así que salgan  a la calle con el paragüas, el antiveneno y con su plegaria a Tláloc… más vale.

Por: Redacción PA.