¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Soldados de Estados Unidos violaron a niñas en Colombia

Grabaron sus crímenes y los vendieron como porno
(Imágenes: Pixabay)

Soldados estadounideneses y contratistas violaron y agredieron sexualmente a 54 niñas colombianas cuando las tropas americanas estaban estacionadas en el país sudamericano. Supuestamente, grabaron sus delitos y los vendieron como material pornográfico.

También te recomendamos: Un exgeneral indio a favor de la violación de mujeres musulmanas en Cachemira

La investigación de 800 páginas encargada tanto por el gobierno colombiano y las FARC en 2015, publicada con el nombre de Contribución al entendimiento del conflicto armado en Colombia.

El informe alega que los ataques ocurrieron principalmente en la ciudad de Melgar, donde los contratistas militares estadounidenses estacionados violaron al menos a 53 niñas y “filmaron [el abuso] y vendieron las películas como material pornográfico”. (Vía: The Daily Beast

Y añadió: “También en Melgar, un contratista y un sargento en los Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en 2007. Tanto sus actividades como su inmunidad contribuyen a la inseguridad de la población en las zonas de conflicto.” (Vía: The Daily Beast)

Asimismo, medios locales reportaron que hubo 23 casos de abuso sexual en 2006 y 14 más en 2007.

Soldados estadounidenses en Colombia (Imagen: AP)

El responsable de escribir el apartado sobre la ingerencia de Estados Unidos en el conflicto de Colombia con las FARC; Renán Vega Cantor, profesor titular del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, sostiene que este comportamiento de los soldados estadounidenses es conocido como “imperalismo sexual” y que se ha producido previamente en países como Filipinas, Japón y Corea del Sur. (Vía: The Daily Beast)

“Después de coordinarnos con las autoridades colombianas, iniciaremos investigaciones sobre cualquier denuncia creíble de agresión sexual o cualquier delito”, dijo en su momento Chris Gray, portavoz del comando de investigación criminal del ejército estadounidense.

Gray dijo que no había antecedentes de acusaciones de los 53 casos, pero que el ejército de los Estados Unidos “toma el tema en serio”. Después de una investigación preliminar durante la cual los investigadores militares estadounidenses intentaron entrevistar sin éxito a la niña, las acusaciones fueron determinadas como “infundadas”, dijo Gray en una entrevista telefónica. (Vía: The Guardian)

Sin embargo, cinco años después, el caso no ha presentado avances, por lo que parece que los supuestos responsables quedarán impunes.

Con información de The Daily Beast