Ministerio de Salud en África denuncia que los condones chinos “son muy pequeños”

El Ministerio de Salud africano ha lanzado una denuncia y una sugerencia para la compañía china que distribuye condones en varios países del continente. ¿Su reclamo? Son demasiado pequeños y no satisfacen a su mercado.

David Parirenyatwa, ministro de Zimbabwe, elevó su reclamo durante un foro dedicado a la prevención del VIH. Ahí, explicó que la mayoría de los preservativos que llegan a su país son importados desde China, gracias a la empresa Beijing Daxiang and His Friends Technology Co., no tienen el tamaño adecuado para los habitantes de su país.

Por esto mismo, exhortó a los productores para que modifiquen la medida de sus productos para que se adecuen a ellos, porque de lo contrario no estarán cumpliendo su necesidad primordial: combatir las enfermedades de transmisión sexual y la explosión demográfica en África.

Ante esto, la compañía china está contemplando el producir diferentes tipos de condones para que su producción no se vea entorpecida, porque su principal producción son condones de una medida estándar que son distribuidos en los países asiáticas, donde las demandas del mercado no son en referencia al tamaño.

Por otro lado, las autoridades de salud de Zimbabwe y África, creen que es enteramente necesario que se modifique esto, antes de tener que cambiar de productores. Así mismo, este país, que hace evidente la denuncia, es el que más casos de VIH presentó en el mundo, haciéndolo, sí, totalmente necesario.

Ahora, esta medida de prevención de enfermedades de transmisión sexual y control de natalidad, corresponde a un mercado y a una industria que necesita ver por sus consumidores. El promedio del tamaño del pene es diferente en gran parte del mundo, aunque existe una medida casi genérica que es por donde se mueven la industria para generar un producto genérico.

Tras los casi 1 millón y medio de casos de VIH y SIDA que se dieron en ese país africano en 2016 (el último censo), se vuelve de capital importancia que los métodos de prevención de enfermedades sexuales puedan contribuir y no afectar más ante esta problemática. Los datos arrojan que en Zimbabwe hay al menos 400 mil infecciones de manera anual y en el mundo existen actualmente unas 37 millones de personas infectadas.

La prevención siempre será el mejor camino para combatir el VIH y consecuentemente el SIDA. Producir preservativos que se adapten a las condiciones de cada quien significaría poder acercarlos a todos a la posibilidad de estar más seguros y tener opciones concretas para protegerse sexualmente.

Con información de Newsweek

Por: Redacción PA.