Sacerdote polaco espera que Francisco muera pronto por aceptar refugiados musulmanes

Al parecer no todos están de acuerdo con la intención del Papa Francisco de acoger a los refugiados musulmanes. Este representante de la iglesia católica ha abogado en muchas ocasiones por la tolerancia y la inclusión, pero los sacerdotes polacos no están de acuerdo, por lo que prefieren que recapacite o que mejor se muera pronto.

Uno de los molestos por esta intención fue el padre Edward Staniek, un sacerdote polaco que en medio de su sermón soltó sus bellos deseos para el que, técnicamente, es el CEO de su empresa:

“Rezo para que el Papa, en su gran sabiduría abra su corazón al espíritu santo… pero si no lo hace, rezo para que muera rápidamente y vaya a la casa del santo padre. Siempre podré pedir a Dios porque tenga una muerte feliz, porque una muerte feliz es una bendición”.

Sí, su urgencia era que el Papa reconsiderara el aceptar a los refugiados dentro de la iglesia católica. Es decir, aunque Staniek se muestra ortodoxo y cerrado como muchos otros católicos, niega la intención primera que ha motivado a esta religión: el evangelio.

Por supuesto que aceptar a los refugiados musulmanes es una declaración bastante estratégica, que sí se mueve en la empatía y la necesidad de sanar el dolor de muchos, pero mismo tiempo por abrir la puerta de una religión que se asume única para esos impuros.

Durante esta misa, también dijo que no puede haber un diálogo, nada de nada, ni una palabra, que involucre a ambas religiones porque “la iglesia está abierta solo para los que creen en jesucristo”. Aunque por supuesto que sabe mucho de teología, no estaría mal que revisara nuevamente un poco de la historia de la construcción de su iglesia.

Esto no quedó aquí, pues el arzobispado polaco también dijo que se enteró de las ideas del Papa con gran “pena y dolor”. Aquí lo que vemos es que la rebeldía se da también dentro de una institución que promueve la obediencia universal, pero ¿qué vamos a saber nosotros que no estamos iluminados por la gracia de dios?

Ahora, aunque esto fue una discusión meramente clerical, corresponde también a las acciones que el gobierno polaco ha emprendido. Las políticas xenófobas hacia la comunidad musulmana en Europa no se han detenido en lo absoluto. Va desde los políticos que quieren hacer un Trump y llegar al poder con racismo (como Marine Le Pen, por supuesto), hasta los que terminan por hacerlos menos con una excusa discriminatoria terrible.

Foto: Time

Lo que podemos aceptar es que la visión de la iglesia católica es muy variada y en muchos sentidos. Este se puede abordar desde el evangelio para purificar a las viejas descarriadas hasta el más puro y duro racismo y prejuicio contra una comunidad que no responde por un grupo terrorista. Sin embargo, creemos que estas declaraciones se contraponen a una de sus 10 reglas principales y, bueno, seguro se arrepentirán en el momento indicado.

Con información de The Telegraph