Mujer salva a su hijo de año y medio de caer de un tercer piso

En Colombia, una madre salva a su hijo de caer de un tercer piso que no tenía barandal
Mamá colombiana salva a su hijo de caer de un tercer piso

En Medellín en Colombia, una madre salva a su hijo de caer de un tercer piso.

Las cámaras de seguridad del edificio captaron a la madre y al hijo saliendo juntos de elevador. Posteriormente, mientras la madre hablaba por teléfono, el niño trató de recargarse en el barandal.

Un mal cálculo del infante de 18 meses lo hizo resbalarse y caer al vacío, desde un tercer piso. Por suerte, la madre reaccionó a tiempo y pudo sostenerlo de un pie. (Vía: Noticias RCN)

Gracias a los buenos reflejos de la madre, la situación no terminó el tragedia y el niño no sufrió ningún tipo de daño.

Sin embargo, muchos de los comentarios que surgieron a partir del video se dedican a culpar a la madre por “descuidada”, “irresponsable” y “negligente”; en lugar de aplaudir su rápida reacción.

Según un informe de la Unión Europea, la mayoría de las lesiones que sufren menores de cuatro años ocurren en el hogar incluyendo caídas de balcones y terrazas. Por lo tanto, deben de tener sistemas de bloqueo que protejan la seguridad de niños, niñas y hasta de adultos.

Las Normas de Habilidad y Diseño Europeas sostienen que la altura del barandal no puede ser menor a un metro en caídas inferiores a 25 metros y de 110 centímetros en alturas mayores a 25. A su vez, los barandales no deben incluir elementos de vidrio o cristal por la facilidad con que se rompen. (Vía: Consumer)

Como se puede apreciar en el video, este edificio no cumple con las reglas de seguridad básicas en la construcción del barandal. De no haber sido por la madre y sus reflejos, el diseño del edificio habría sido el único culpable.

Medidas de seguridad implementadas después de accidente. (Imagen: Noticias Caracol)

Posterior a la viralización del video, la administración del edificio colocó una cinta de seguridad sobre el barandal al que, aparentemente, le hacía falta el vidrio superior. El problema recae en que esta medida debió de haber sido tomada al momento y no sólo ante el bien librado accidente.

Lo que fue sólo un susto para esta madre, son accidentes reales para otras debido a fallas administrativas y de diseño arquitectónico.