Policías detienen a dos motociclistas… que los golpean, insultan y, además, escapan [VIDEO]

La policía de la Ciudad de México detuvo a dos moticiclistas durante un operativo en la zona de Tacubaya. Estos, al bajar de sus vehículos, comenzaron a agredir a los elementos de policía, que no supieron qué hacer en ningún momento y la situación se les complicó, a pesar de que superaban en gran número a estos dos. (vía: SinEmbargo)

El más alto de los dos motociclistas, vestido de negro y con el casco puesto, comenzó a agredir a los policías insultarlos, encararlos y a retarlos a una pelea a golpes, alegando que no pueden detenerlos porque no son elementos de la Policía de Tránsito. Sus quejas pasaron del reclamo al hostigamiento con un léxico y un tono que hubiera envidiado Laurence Olivier.

Al parecer, los elementos de policía intentaban subir una motocicleta a una camioneta para llevarla al corralón, pues el otro motociclista que aparece en el video no llevaba casco, lo que está estipulado en el Reglamento de Tránsito de la CDMX en su punto número 22 en las causas de remisión de vehículos a corralones. (vía: SSP)

En muchos casos, la justicia en México es cuestión de apreciación (como cuando decides pasarte un alto porque “pues no hay nadie”) y esta es la perfecta muestra de ello. Ante la violencia de los dos sujetos y la interferencia de un tercero que, cual luchador de la WWE, llegó quitándose la playera para amenazar a los policías con golpearlos si nos los dejaban ir. (vía: Sin Embargo)

El primer motociclista (y el único al que iban a remitir al corralón) escapó, obviamente sin casco, y casi choca con un trailer que circulaba en ese momento por la avenida, demostrando por qué tenía que ser consignada su unidad para que, al menos, entendiera que es una regla incómoda para varios usuarios, pero totalmente necesaria para su seguridad.

El segundo, como si se tratara de una función de lucha libre mexicana, se alejó del lugar soltando las palabras que hacen más valiente a cualquier gañán mexicano “cuando quieras, perro”, para después cabalgar en su corcel metálico de la pelea que él inició. (vía: Periódico Central)