Hombre ocultó esquizofrenia, donó esperma y tuvo 36 hijos; temen herencia

Al menos 36 familias compraron el esperma de Chris Aggeles, un sujeto parecido a Tom Cruise, pero que padece esquizofrenia y tiene conductas suicidas
Paciente con esquizofrenia dona esperma. Foto: Daily Mail

Un hombre ocultó que padece esquizofrenia, donó esperma y tuvo 36 hijos. Ahora los padres de los descendientes temen que los bebés hereden la enfermedad mental.

El donante se llama Chris Aggeles, es originario de Georgia, Estados Unidos, y es un paciente psiquiátrico.

En el año 2000, Chris Aggeles abandonó la universidad y comenzó a trabajar como mesero en un restaurante. Un día un amigo le mostró el anuncio del laboratorio Xytex, que solicitaba donantes de esperma y Aggels acudió.

Aggelss tenía 23 años de edad y un estado físico óptimo. Cuando llenó el cuestionario para donantes, le dijo al laboratorio Xytex que era licenciado en neurociencia, maestro en ciencias de la inteligencia artificial y que estudiaba un doctorado en neurociencia.

El esperma de Chris Aggels fue aceptado por Xytex y, por su perfil parecido al actor Tom Cruise, tuvo alta demanda entre los clientes del laboratorio.

Durante el año 2000, Xytex le compró esperma dos veces por semana a Aggeles.

Chris Aggeles donó esperma y ahora es padre biológico de 36 hijos. Foto: Daily Mail

En 2014, por accidente, empleados de Xytex revelaron el nombre y el correo electrónico de Chris Aggelss a algunos de los clientes que recibieron su esperma. Cuando las familias revisaron su nombre en internet, descubrieron que el sujeto tenía antecedentes penales, situación que las horrorizó.

En 1999, Aggeles fue internado en un hospital psiquiátrico donde le diagnosticaron esquizofrenia: antes de irse a dormir, escuchaba voces que repetían su nombre. Además, en 2005 el sujeto fue condenado por robo y pasó ocho meses en prisión.

Finalmente, en 2014, Aggels acudió a un campo de tiro deportivo y pidió que le rentaran una pistola para suicidarse.

Desde 2014, el Xytex enfrenta una decena de demandas de las familias que compraron el semen de Aggeles porque el laboratorio no verificó el perfil y los antecedentes del donante. Una de las clientas es Wendy Norman, quien se embarazó en 2002.

Norman recuerda que eligió el esperma de Aggels por su perfil intelectual y aspecto físico. Su hijo Alex, que hoy tiene 18 años, fue diagnosticado con déficit de atención e hiperactividad desde la escuela primaria.

Wendy no le ocultó a Alex quién es su padre biológico y ahora teme porque su hijo pueda ser diagnosticado con esquizofrenia.

Aggels, que hoy tiene 43 años de edad y es padre biológico de 36 hijos, se declaró culpable en la Corte de Georgia y pidió disculpas a las familias que usaron su esperma.

“Lamento haber traicionado su confianza. Fue un acto vil y no estoy orgulloso de ello. Realmente me siento fatal”.

El 28 de septiembre de 2020, la Corte de Georgia apeló una sentencia de la Suprema Corte de Estados Unidos que exhonera al laboratorio Xytex.

Los abogados de familias como la de Wendy Normal exigen una indemnización para el tratamiento psiquiátrico de por vida de sus hijos. Algunos de ellos ya fueron diagnosticados con trastornos mentales como su padre biológico.

Los jueces de Estados Unidos señalan que este es un caso inédito de ‘nacimiento ilícito’, y que las leyes de ese país no estaban preparadas para un hecho similar.

Al momento, las audiencias del caso Xytex – Aggeles siguen su curso.

Publicidad