Fox pide que no se burlen de los expresidentes porque ustedes los eligieron

Vicente Fox Quesada puede que no sea el mejor presidente que ha tenido México, pero sí es uno de los que más risas nos han sacado. Ahora, en su lista de chistes también estará este, en el que pidió que no nos burlemos de los expresidentes, porque igual la gente los eligieron.

Bueno, es un chiste porque lo que dice resulta hasta cierto punto ridículo, pues está equiparando que por haber sido los más votados no pueden ser criticados, porque si fuera así el electorado no reconoce su culpar al haberlos llevado a la presidencia.

“Hoy se ha dado por denostarnos, por ofendernos, por etiquetarnos de muchas formas; sin embargo, somos quienes estuvimos a cargo de la nación por elección de ustedes“.

De esta forma intentó lavarse las manos, asegurando que los resultados pueden ser buenos o malos, pero que ahí estuvieron trabajando hasta el último día.

Así, pareciera que deja ver que quiere achacarle la responsabilidad de los resultados de las administraciones, desde la mejor hasta la peor, al electorado por haberlos puesto ahí, sabiendo cómo eran o las repercusiones que eso podía tener.

En el video que Fox subió a su video blog personal, explicó que todos los presidentes han sido arquitectos del éxito de su nación… y se le olvidó mencionar que también la cabeza de proyectos que han fracasado, y que sí, también han tenido éxitos.

Vicente Fox fue el primer presidente elegido de un partido diferente al PRI. El voto que consiguió fue el que buscaba el cambio, los electores voltearon a ver una plataforma que ofrecía, al menos, un cambio de rostro y que fue respaldado seis años después con la victoria de Felipe Calderón, haiga sido como haiga sido.

Por supuesto que el electorado busca ver representadas en sus candidatos las aspiraciones que tiene en torno al gobierno que tendrá seis. Sin embargo, es impredecible saber si el gobierno podrá tener o no los resultados esperados solo porque tuvieron la mayoría en las votaciones.

Dirigir un país depende de condiciones y situaciones complejas que no dependen de una sola persona. En ese sentido, Fox tiene razón. Por otro lado, respaldar los errores y las administraciones negativas en que el electorado los puso ahí es, no solo un error, sino un equívoco.

El expresidente panista ha abogado por el reconocimiento a los anteriores mandatarios mexicanos, al mismo tiempo que defiende sus privilegios como las pensiones y el uso de recursos del estado para su protección y seguridad, como el uso de elementos para el Estado Mayor Presidencial.

Su insistencia surge de la pretensión y promesa de Andrés Manuel López Obrador a suspender estos programas de apoyo, pero lo que ha cambiado es su forma de exigirlo. Pasó de un reclamo a “Lopitos” a videos en un tono conciliador argumentando por qué es necesario. Pero, bueno, la gente llevó a AMLO al poder, y pues, bajo su lógica, toca aguantarse, ¿no?

Con información de El Financiero