¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Obispo de Cuernavaca dice que el coronavirus es un castigo de Dios por homosexualidad, aborto y eutanasia

El mensaje de Ramón Castro Castro quedó capturado en video
(Imagen: YouTube / Pbro. Tomas Toral Najera)

Ramón Castro Castro, obispo de la Diócesis de Cuernavaca, durante su homilía con población que se hizo a distancia, debido a la Jornada Nacional de Sana Distancia que se han iniciado en México como forma preventiva en la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, dijo que el Covid-19 es un castigo de Dios por la eutanasia, los aborto, la homosexualidad y la identidad de género.

También te recomendamos: México entra en fase de transmisión local de coronavirus: OMS

Dando misa a distancia desde la Catedral de Cuernavaca, el obispo invitó a los feligreses a reflexionar las razones posibles por las que el coronavirus está haciendo estragos en el mundo. Y dijo que Dios está golpeando a la humanidad para que reaccione:

“La corrupción, la violencia, los robos y nos vamos acostumbrado a esto. La eutanasia: ya me cansé de sufrir que me mate o los niños que están muy graves los papás en Holanda y Bélgica pueden decidir que los maten. Que se esperen los niños a ver qué género quieren ser, que un niño decida que quiere ser niña y una niña decida que quiere ser niño. ¡Ah, caray! Seguramente Dios dice: ‘¿A ver hijos a dónde van? ¡Momentito, momentito se están yendo a un abismo’. Nos quiere y nos ama pero nos está diciendo ‘cuidado hijos’.” (Vía: Pbro. Tomas Toral Najera)

(Imagen: YouTube / Pbro. Tomas Toral Najera)

Y es que en el concepto del obispo, el coronavirus se debe a que la humanidad ha querido jugar a ser Dios:

“Es interesante como un microscópico virus viene a decirle a la humanidad: ‘¡Ey! Eres frágil, eres vulnerable, ni tu dinero ni tu poder ni tu éxito te van a ayudar, ¡date cuenta quién eres! No juegues a ser Dios y a determinar quién vive. Fíjense en 2019, 50 millones de abortos en el mundo y el ser humano a gusto y proclamando su pseudolibertad, esos son hijos de Dios y los hemos asesinado y el ser humano como si nada”. (Vía: Pbro. Tomas Toral Najera)

Para finalizar, el obispo Castro Castro exhortó a los creyentes a orar por los enfermos y los pobres, ya que advirtió se viene una crisis económica que hará que se “multipliquen las necesidades”:

“No olvidemos a los pobres, hay que ser solidarios, se nos va a venir una situación gravísima, 50 por ciento de nuestra población vive al día”. (Vía: Pbro. Tomas Toral Najera)

Con información de Pbro. Tomas Toral Najera