Chelsea Manning intenta suicidarse tras negarse a declarar contra Wikileaks

La activista señaló en una carta que hablar en contra de Julian Assange iría en contra de sus valores y principios

Chelsea Manning, exanalista de Inteligencia del Ejército de Estados Unidos, intentó suicidarse en la cárcel donde se encuentra recluida desde marzo de 2019. Esto después de negarse a declarar en contra de Wikileaks y su fundador, Julian Assange.

También te recomendamos: Chelsea Manning y las deudas de la administración Obama

Manning, quien ya había pasado siete años en prisión, enfrenta hasta 18 años de reclusión en una cárcel de Alexandria, Virginia por negarse a testificar contra Assange desde el verano del año pasado. En un comunicado, los abogados de la activista señalaron a Gizmodo que se encuentra en el hospital y está recuperándose.

En una carta dirigida al juez Anthony Trenga, Manning señaló que su negativa a testificar contra Assange es parte de sus principios:

“He tenido estos valores desde que era niña y he pasado años de confinamiento en los que he reflexionado al respecto”, escribió. “Durante gran parte de ese tiempo, para sobrevivir he dependido de mis valores, mis decisiones y mi conciencia. No los voy a abandonar ahora“.

El próximo viernes, Manning tendría que comparecer ante un juez para acordar una moción que levantaría el castigo en su contra por negarse a declarar. Su encarcelamiento, señala el mismo medio, es una forma de coerción para obligarla a revelar detalles de su asociación con Wikileaks y Julian Assange, quien se encuentra detenido en Londres desde hace casi un año.

“La señorita Manning ha señalado previamente que no piensa traicionar sus principios“, comunicaron sus abogados. “Incluso si eso implica grave daño para ella”.

El reportero especializado en tortura de las Naciones Unidas, Nils Melzer, ha señalado que la privación de la libertad de Chelsea Manning constituye “todos los elementos de tortura u otros castigos crueles, inhumanos o degradantes“. (Vía: Gizmodo)