Mientras estaba en reunión con medios poblanos, le roban espejos a camioneta de Zepeda

De visita en Puebla, quien fuera candidato a la gubernatura del Estado de México, Juan Zepeda, fue víctima de la delincuencia. Apenas dejó estacionada su camioneta unos minutos en lo que se reunía con sus copartidarios poblanos y, cuando regresó, le habían robado los espejos retrovisores a su camioneta.

El exalcalde de Nezahualcóyotl ha comenzado su gira para posicionarse como una opción válida para encabezar el “Frente Amplio” para el 2018 y, para eso, ha ido de comida en comida y de reunión en reunión. Esta vez, tocaba el turno de sentarse con correligionarios perredistas de Puebla y directores de medios locales en la sede del Sol Azteca estatal, muy cerca del Centro Histórico, en calle 13 Oriente 409. (Vía: Sin Embargo)

No estuvo ni media hora, cuando regresó a su camioneta, una Toyota RAV4 con placas de circulación del Estado de México, y ya no tenía los medallones de los espejos retrovisores; como a cualquiera que le ha tocado que le birlen algo de su coche, no le quedó de otra más que encontrar dos espejitos de baño y cinta canela para improvisar unos retrovisores. Hasta el momento, el aspirante a la candidatura presidencial no ha declarado nada al respecto del robo. (Vía: El Universal)

Varios diputados estatales han denunciado en diversas ocasiones que los delitos del fuero común se han disparado en los últimos dos años en Puebla: desde el 2015 las tazas de asaltos en transporte público y robos como el que ocurrió con Juan Zepeda han vuelto a ser una constante sin que las autoridades estatales o municipales hagan algo. (Vía: Proceso)

En cierto sentido hay algo de simbólico en lo ocurrido con Zepeda: ¿tanto él como el Partido de la Revolución Democrática habrán dejado de ver lo que ha ocurrido con su partido, con tal de hacer lo que “tengan que hacer” para seguir vivos?

 

Publicidad