‘El Bronco’ amenaza con demandar a medios ‘mentirosos’: ¿encontramos al Trump mexicano?

Después de que el periódico El Norte lanzara el día de ayer una nota titular sobre el gasto que el gobierno de Jaime Rodríguez, “El Bronco”, hace en una campaña publicitaria, éste se lanzó contra los medios y amenazó con demandar penalmente a quienes acusa de “mentirosos”.

Ayer, El Norte lanzó una nota titular: Jaime Rodríguez aparece en la portada de la revista política ARegional y, no sólo eso, la publicidad de la revista que encabeza tiene tapizadas vallas y espectaculares en todo su estado y en la Ciudad de México. De acuerdo al diario, el costo total de la campaña fue de alrededor de 7 millones de pesos, esto choca con las declaraciones constantes del “Bronco”, respecto a que no gastaría nada en publicidad a su persona: una declaración que ha sido constantemente contrastada con el gasto en medios que siguió haciendo su gobierno. (Vía: Reforma)

Los roces del gobernador neoleonés con los medios que le son críticos siempre ha sido… complicada: desde su campaña, acusó a varios de “no favorecerlo” porque “no les pagaba un peso” y, hasta hace un par de semanas, ese había sido el discurso dominante de Rodríguez Calderón: no es que hiciera un mal trabajo, sino que los medios le tenían tirria por no gastar en publicidad oficial. (Vía: El Universal)

https://twitter.com/MtroFranciscoS/status/879723616551800835

Esta vez, la relación se terminó de romper: acusó no sólo a El Norte de mentir, sino que dijo : “le pedí al procurador que empezara a ver primero la posibilidad de demandar”, además, lanzó una acusación indirecta contra el dueño del medio, Alejandro Junco, a través del reportero de El Norte:

“Próximamente haré una campaña de mi tequila [Bronco] y también me vas a cuestionar. Yo no te cuestionaré a ti cómo el dueño de tu periódico se robó una calle en San Pedro, o cómo anda en helicóptero todos los días, de dónde saca el dinero para comprar el helicóptero, quién le paga el helicóptero, qué negocios tiene…”. (Vía: Sin Embargo)

Inmediatamente después, anunció que no respondería a más preguntas del medio regional de Grupo Reforma, diciendo que tiene el derecho a “decidir a quien le puedo dar la información, ¿o no?” El problema, gobernador, es que no.

Buena parte del debate para el 2018 está construyéndose alrededor de quién será el “Macron mexicano“, pero no hemos tenido mucho tiempo de ver con calma un escenario menos estúpido y más real: el “Trump mexicano” está gobernando en Nuevo León.

Rodríguez Calderón no acepta ninguna crítica, acusa a todos los medios y a todos sus críticos (sean periodistas, ONGs o, incluso, instituciones federales) de tener una agenda oculta que busca dañar su imagen y su relación con “la raza”.

Sin transparentar su uso de redes sociales (no sabemos si es él el que escribe y administra sus redes o un equipo de community managers), busca una relación directa y “no mediada” con sus gobernados y se construye, así, una imagen de, más que un político, una “persona más que tiene que gobernar”, una táctica que no le funcionó a Eruviel Ávila (porque… bueno, Eruviel), pero le gana más y más adeptos en todo el país al “Bronco”.

Y, a menos de un día de hacer estas declaraciones, y en un evento en el que hablarían él y Margarita Zavala, Rodríguez Calderón restringió el acceso a la prensa… para que luego, el ayutamiento de Zapopan (donde se llevó a cabo el evento) corrigiera plana y permitiera el acceso a quienes habían sido impedidos. (Vía: El Diario)

Acusar de “fake news” a cualquier periodismo crítico no es algo nuevo: ya lo hizo Peña Nieto con el reportaje del New York Times¿Alguien sabe qué tan bajo iremos a caer en el 2018?