Baile estudiantil incluye a un tigre real en la ‘decoración’

Las películas gringas nos han dejado claro que las cosas más interesantes ocurren en el baile estudiantil: desde Carrie hasta Mean Girls, pasando por Stranger Things. Sin embargo, esta escuela de Miami llevó el asunto demasiado lejos al incluir un tigre enjaulado en su ‘decoración’. Porque, claro, los animales son props y no seres vivos.

La Christopher Columbus High School de Miami celebró su baile en el Double Tree Hilton Miami Airport Center Convention este viernes. El tema del evento fue la jungla y, en lugar de usar animatronix como cualquier persona cuerda que además quiera despilfarrar un poco, los organizadores llevaron varios animales reales, entre los que se encontraba el tigre.

Mari-Cris Castellanos, estudiante de esa escuela, mostró su indignación en Facebook:

“Qué vergüenza de la escuela Christopher Columbus: enseñando a sus estudiantes, el día del baile, quién es ‘el rey de la jungla’. Este tigre fue usado como entretenimiento exótico para los adolescentes indiferentes que estaban presentes. No es culpa de los estudiantes ser ingenuos, pero fue el staff de la escuela quien organizó este evento, así que son ellos los responsables de la infelicidad de este tigre. Háganse estas preguntas:

  1. ¿Pidió este tigre que lo llevaran al baile?
  2. ¿Por qué a nadie se le ocurrió abrir la jaula a ver qué le pasaba a estos valientes bailarines de fuego?
  3. ¿Por qué la escuela PERMITE ESTA CRUELDAD ANIMAL?“.

Por su parte, la escuela Christopher Columbus emitió un comunicado en el que aclaró que no solo se trató de un tigre, sino de un sinnúmero de animales. Lo cual no hace sino empeorar la situación:

“…Varios animales fueron exhibidos en una situación controlada, incluyendo un lemur, dos guacamayas, un zorro africano y un tigre. Dos oficiales de policía de Miami estuvieron presentes todo el tiempo. Los animales fueron facilitados por instalaciones aprobadas por la Florida Fish and Wildlife Conservation Comission. El tigre, que fue exhibido durante algunos minutos en una jaula, nunca fue lastimado ni puesto en peligro, tampoco fue obligado a ‘actuar’ y estuvo acompañado durante todo momento por sus cuidadores. Gran parte del tiempo estuvo recostado y relajado, lejos del público“.

A pesar de las declaraciones de la escuela y a juzgar por los videos compartidos en Facebook, el pobre tigre se ve sumamente estresado. ¿Y quién no lo estaría si, además de ser encerrado dentro de una jaula de metal, estuviera rodeado por la reproducción exagerada de estereotipos de la jungla, fuegos artificiales y un cúmulo de adolescentes en una fiesta tipo Sweet 16?

Se cancela la humanidad.

Por: Redacción PA.