Apple y Google, señalados como cómplices de represión de mujeres en Arabia Saudita

Apple y Google señalados por app de Arabia Saudita

Apple y Google están siendo señaladas como cómplices en la discriminación y violencia de género que, desde el Estado, ejerce Arabia Saudita contra las mujeres, pues en sus tiendas de apps se encuentra una que permite a sus usuarios hombres restringir su movimiento.

Absher en Google Play, app del gobierno saudí (Imagen: Google Play)

En la legislación saudí, las mujeres no son consideradas adultas ni capaces de tomar decisiones por sí mismas, por lo que para todo necesitan “permiso” de un tutor, por lo general sus padres o sus esposos (aunque también hermanos o hijos pueden ser tutores).

Para manejar, aprender o viajar al exterior del país, antes se necesitaba un permiso escrito de parte de los “guardianes”, ahora, con la app Absher (que se traduce como “sí, señor”), los hombres saudíes pueden, con un solo tap, prohibirle la salida del país o cancelar la licencia de conducir de “sus” mujeres.

Absher no sólo permite “controlar” a las mujeres, también a los trabajadores a cargo de los ciudadanos saudíes. En un país donde abunda la esclavitud moderna, tener esta capacidad tan a la mano ha levantado alarma. (Vía: New York Post)

Aunque hay casos de mujeres que han logrado huir de estas condiciones violentas “gracias” a fallos en la app, en general ha intensificado el ambiente de opresión que viven miles de mujeres en uno de los países con más violaciones a los derechos humanos del mundo.

A pesar de que el actual monarca,  Salmán bin Abdulaziz, sigue vivo y, técnicamente, en el cargo, es su hijo, Mohammad bin Salmán, quien ha tomado las riendas de la monarquía más rica del mundo. Por encima, MBS ha anunciado cambios “revolucionarios” en el reino, pero han reportado varias ONG que son cosméticos y principalmente mediáticos.

Tim Cook, CEO de Apple, y Sundar Pichai, CEO de Google, ya han declarado a medios que investigarán si estas apps “violan sus reglas” contra el acoso y violencia de género. (Vía: The Verge)

¿Esa es una respuesta suficiente a una app que, prácticamente, funciona como un Lo Jack de mujeres?