Alex Jones, conspiranóico anti-trans resultó consumir pornografía trans

Alex Jones (comentador propagador de cuanta teoría de la conspiración ultraderechista existente y fundador del sitio Info Wars) es conocido por sus comentarios transfóbicos y por su discurso de odio contra la comunidad LGBT+, por lo que resultó cuando menos irónico, cuando no hipócrita para muchos, que sin querer dejara ver que consume pornografía con protagonistas transexuales.

El discurso de odio y las teorías de la conspiración son sólo una pequeña parte de toda la maquinaria de radicalización y ventas que es Info Wars, pero más específicamente, Alex Jones. Por años, su canal de infomerciales de suplementos alimenticios estuvo condenado a los rincones más oscuros del internet, pero la normalización de la alt-right en el Estados Unidos de Donald Trump ha colocado su canal y su personaje en el centro de muchas discusiones sobre libertad de expresión, discurso de odio y discriminación.

A mediados de julio, Info Wars fue vetado de todas las plataformas y redes sociales: desde YouTube y Facebook hasta Spotify, Apple y Twitter luego de que Jones hiciera comentarios que fueron calificados por todas éstas como promovedoras de violencia contra minorías (o sea: discurso de odio).

Apenas hace unos días, se le levantó el veto en unas cuantas plataformas y Jones regresó a ser tema de muchas discusiones, esta vez porque, en un programa en vivo (que ya ha sido removido del sitio) mientras anunciaba, como siempre, suplementos alimenticios y productos de su página de ‘estilo de vida’, cerró una pestaña de su explorador web, revelando las otras pestañas y una de ellas era un video pornográfico de la estrella transexual australiana, Marissa Minx.

Todavía no queda claro que el teléfono sea el suyo, pero aunque fuera de otro miembro del staff de Info Wars no deja de ser, cuando menos, irónico. Obviamente, el conductor no ha declarado nada al respecto, pero el video ha sido utilizado ya para atacarlo por una supuesta ‘hipocresía’: ¿cómo que alguien que constantemente deshumaniza a la comunidad LGBT+ consume pornografía estelarizada por elles? (Vía: The Independent)

Como apuntan  Natalie Wynn, conductora titular de Contrapoints, la misma Marissa Minx en una entrevista para Them. y otras críticas, de hecho no hay ninguna hipocresía en que Jones consuma pornografía de este tipo: mucho del consumo pornográfico no tiene que ver con deseo sexual sino con poder. Salvando las distancias, es el mismo caso de un feminicida o violador que consumen pornografía.

En México tenemos un caso… semejante. Jorge Serrano Limón fue líder de muchos movimientos provida hasta febrero del 2016 cuando fue detenido por peculado y desvío de recursos por más de 25 millones de pesos; buena parte de ese dinero, dijo en 2005 la Auditoría Superior de la Federación (ASF), lo gastó en lencería, o sea tangas, y plumas fuentes de lujo.

¿Irónico que un ultraconservador gaste tanto en lencería? Quizá, pero tal como el caso de Jones, buena parte de este tipo de ‘contradicciones’ son, más bien, evidencia clara de que muchas veces el sexo no se trata de sexo, sino simplemente de poder.

Por: Redacción PA.