Extranjeros no se explican por qué los mexicanos son tan afectivos

Somos los reyes del beso y apapacho
Parejas mexicanas muestran afecto en público. Imagen: especial

Los mexicanos tenemos fama de fiesteros, creativos, de gozar la vida aún en los peores momentos y hasta de reírnos de nuestras desgracias. El mundo también nos percibe con una imagen de machistas, impuntuales con pésima cultura vial y muy mal hablados pero, ¿sabes de qué tenemos fama también? De ser “querendones”.

A nosotros no nos hace falta que sea 14 de febrero para echar pasión, mucho menos un lugar tan privado para mostrarnos afecto. Y es que, ciertamente nuestro país es de los pocos que permiten las muestras de cariño o el contacto con otras personas, en público.

Mexicanos realizan abiertamente muestras de afecto en público. Imagen: especial.

Claro, tampoco estamos diciendo que se nos permita intimar en plena vía pública porque hay sanciones si lo haces, pero en muchos sentidos tenemos más libertad de expresión afectiva que otros lugares del mundo.

¿Cuántas veces no has visto a parejas abrazándose o besándose en plena calle, en el metro, metrobus o incluso la icónica Alameda?

Bueno, pues estas acciones que parecen normales para nosotros y que a veces también llevamos a cabo con nuestra pareja se convertirían en motivo de cárcel para países como Rusia, Emiratos Árabes, China, Pakistán o Nigeria debido a sus políticas y creencias respecto al tema.

De hecho, en el caso de Rusia en el pasado mundial, la Secretaria de Relaciones Exteriores de México lanzó un comunicado donde recomendó a la comunidad LGBT de no mostrarse afecto pues podían desatarse ataques verbales y físicos contra ellos.

“Se recomienda prudencia en demostraciones de afecto públicas entre personas pertenecientes a la diversidad sexual, pues generalmente no son aceptadas y pueden dar lugar a agresiones físicas o verbales.”

Los extranjeros suelen sorprenderse mucho de nuestra actitud tan ligera respecto al tema, pero otros se muestran dispuestos a experimentar estando aquí y se permiten abrazar a amigos, parejas o familiares.

Japón es por ejemplo, uno de los países que dan por mal visto los besos en público y más si son de tipo apasionado. Y así son las prácticas en tantos otros países como Malasia, Alemania o incluso, ciertas partes de Estados Unidos. En ese sentido, no olvidemos que esta es una situación cultural donde simplemente el contacto físico se ve de otra manera.

En la nación nipona, se hizo este ejercicio en el cuál se analiza la conducta social de los habitantes frente a las expresiones afectivas entre una pareja, en este caso, particularmente un español y una japonesa nos brindan un ejemplo de la situación a través de un video:

No olvidemos que estas practicas afectivas son parte de un enorme y complejo sistema cultural y social de cada país, mientras tanto, estamos contentos de que los mexicanos nos podemos amar libremente.