Han pasado casi tres meses desde que Agustín Carstens anunció su salida definitiva del Banco de México para finales de este…

Banxico

Banxico

Han pasado casi tres meses desde que Agustín Carstens anunció su salida definitiva del Banco de México para finales de este año y, hasta el momento, no hay posibles candidatos para sustituirlo, en realidad los personajes que más suenan para ocupar el cargo son producto de las especulaciones de los especialistas y de las principales instituciones financieras. El gobierno federal hasta el momento no ha dado pistas sobre posibles sustitutos para gobernar el banco central de nuestro país, solo han anunciado que acordaron con Carstens posponer su salida hasta el próximo 30 de noviembre debido al entorno de volatilidad e incertidumbre que vive nuestro país.

Es poco probable que se cambien los requisitos que deben cumplir los candidatos a ocupar el cargo de gobernador del Banxico, por tanto, seguirá la reglamentación tal y como la conocíamos: el candidato debe ser nacido en México y tener 65 años o menos de edad. De tal forma, la lista se reduce considerablemente ya que en un principio se tomaron en cuenta posibles candidatos que no cumplían totalmente con los requisitos antes mencionados.

Barclays

Entre las instituciones financieras consultadas para que señalaran quiénes eran los que creían que podrían ser los candidatos más fuertes para gobernar el banco central están Citi Group, Barclays Plc, Banorte, entre otras. Los analistas apuntaron que los candidatos que creen que tienen posibilidades de ser nombrados para el cargo son muy específicos, ya que el entorno macroeconómico actual obliga a que sean personas de amplia experiencia, ya que se enfrentarán a problemas muy específicos relacionados a la inflación, la volatilidad del tipo de cambio, a una posible guerra comercial con Estados Unidos y a niveles riesgosos de deuda pública que traen consigo bajas notas por parte de las calificadoras internacionales a nuestro país, las cuales derivarían en una reducción considerable respecto al acceso a los créditos provenientes de órganos financieros internacionales, es decir, México corre el riesgo de ir al buró de crédito.

Entre los principales candidatos encontramos a personajes como Alejandro Díaz de León quien actualmente pertenece a la Junta de Gobierno del Banco de México, es considerado por muchos economistas como un perfil conservador o moderado ya que se ha mostrado abiertamente renuente a tomar medidas agresivas en política monetaria, Díaz de León es el que ven con mayores posibilidades para suceder a Agustín Carstens. Por otro lado está Manuel Ramos Francia, quien tiene un perfil muy parecido al del actual gobernador de Banxico, un economista del ITAM con doctorado en la Universidad de Yale, actualmente es subgobernador del Banco de México y ha estado a cargo de la investigación económica de la institución durante los últimos 10 años. El actual secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, es otro de los posibles candidatos fuertes para ocupar la vacante dejada por Carstens, ya que los dos últimos gobernadores del banco central han fungido como secretarios de hacienda antes de dar el paso hacia Banxico.

Zedillo

Finalmente, el ex presidente Ernesto Zedillo también fue mencionado por los especialistas consultados, no solo porque es un economista prominente que cumple cabalmente con el perfil, sino también por su experiencia en el manejo de crisis económicas, ya que recordemos que durante su mandato, tuvo que enfrentar el famoso error de diciembre, que fue una crisis económica que devaluó fuertemente al peso mexicano a raíz de la falta de reservas internacionales que le impidieron cumplir con sus compromisos financieros en dólares. En ese contexto, Zedillo y su administración afrontaron la crisis a través de cambios en la política económica que apuntaban al control del gasto y la deuda pública, la implementación de mayor disciplina fiscal y la liberalización del mercado cambiario que permitió la libre flotación de las divisa.

Como podemos ver, para los especialistas hay por lo menos cuatro candidatos que cumplen con el perfil para suceder al gobernador Carstens, se ha especulado mucho sobre la incertidumbre que ha traído la salida del actual gobernador, asumiendo que la relativa estabilidad macroeconómica que vive el país se la debemos a él. En parte ese argumento tiene algo de verdadero por las grandes capacidades demostradas por Carstens, pero, tampoco hay que dejar de lado que también nuestro banco central se ha consolidado como una institución sólida gracias al respeto de su autonomía por lo que sin duda podrá seguir operando de manera eficaz y eficiente, como lo ha venido haciendo, por lo menos en la última década. (Vía: El Financiero)